Rubalcaba aplaca las críticas con el compromiso de una nueva oposición

El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha conseguido hoy aplacar a parte de sus críticos durante el primer Comité Federal que preside con el compromiso de una nueva oposición, aunque representantes de la federación madrileña han insistido en pedir un referéndum ante una posible ayuda de la UE a España.

Ha sido la primera reunión del máximo órgano del partido entre congresos en siete meses y se esperaban algunas voces críticas con la 'oposición útil' que Rubalcaba defiende, aunque su discurso inicial, en el que ya ha avanzado un endurecimiento de la postura del partido, ha desactivado buena parte de las quejas previstas.

Aún así, no le han faltado compañeros que han dejado constancia de su descontento con la línea seguida hasta ahora, según han explicado a Efe distintos participantes en esta reunión.

Como es habitual, uno de los más críticos ha sido el representante de la corriente Izquierda Socialista, Juan Antonio Barrio de Penagos, quien se ha mostrado en contra de una oposición 'híper-responsable' y ha apostado por un PSOE que 'organice la resistencia'.

El secretario general del PSM, Tomás Gómez, y el diputado autonómico por Madrid Antonio Miguel Carmona han coincidido en la necesidad de que los socialistas se distancien claramente del Gobierno de Rajoy.

Gómez es uno de los pocos, además, que se ha unido a la petición de sindicatos como CCOO y UGT o partidos como IU que reclaman que se celebre un referéndum si España finalmente es rescatada.

Durante su intervención, Carmona ha defendido la necesidad 'de devolverle a la gente a través del PSOE la capacidad de decidir' y ha insistido en que 'ante un fraude electoral' se debe celebrar un referéndum.

'Alfredo, no basta con ser un hombre de partido, o de Estado, necesitamos hombres y mujeres que estén a la altura del país', le ha dicho Carmona a Rubalcaba durante su intervención, según las fuentes consultadas.

También ha abogado por una oposición más dura el secretario general de Juventudes Socialistas, Nino Torre, quien ha descrito los perjuicios que para los jóvenes están suponiendo muchas de las medidas del Ejecutivo.

Fuera de esta línea, el ex presidente de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, ha defendido la necesidad de pactar y ha argumentado que la situación económica del país es tan complicada que los socialistas tienen que echar una mano.

Las advertencias del líder del PSC, Pere Navarro, sobre la deriva a la que puede conducir el Gobierno de Artur Mas han tenido respaldo en dirigentes de Baleares como Francesc Antich y Aragón como Javier Lambán, quienes le han apoyado en su petición de un avance federalista como método de frenar el independentismo.

Desde el PSPV, Ximo Puig, partidario de la candidatura de Carmen Chacón en el último congreso del partido, ha mostrado su apoyo a Rubalcaba y ha abogado por un partido cohesionado y 'al cien por cien' para hacer frente a las 'contrarreformas' del PP.

Varios dirigentes consultados después del discurso del secretario general han afirmado que ha estado 'muy bien' y que ha marcado la 'hoja de ruta' del partido.