Ros asegura que lo peor de su primer año de mandato son los despidos de la empresa de Urbanismo

El alcalde de Lleida, el socialista Àngel Ros, cumple este lunes un año en su nuevo mandato, durante el cual la decisión 'más complicada' ha sido que el Ayuntamiento despidiera a siete personas en la empresa de urbanismo de la ciudad.

En declaraciones a Europa Press, el 'paer en cap' desde hace nueve años afirma que lo más doloroso ha sido 'tener que despedir a personas de la Empresa Municipal de Urbanismo, que es una empresa pública del sector inmobiliario y que ha visto reducido el personal en un 25%'.

'Obviamente es muy inferior a las reducciones que se han dado en el sector, pero la destrucción de puestos de trabajo para mí ha sido muy demoledora'.

Explica que los recortes han afectado a pocas cosas: 'Evidentemente ha afectado a la parte de subvenciones de entidades a todos los niveles o el transporte público, pero en educación hemos tenido recorte cero y en servicios sociales lo mínimo', destaca.

'Hemos tenido que absorber con presupuestos municipales los recortes de educación y servicios sociales', afirma Ros, que en las últimas municipales revalidó su mayoría absoluta por segunda vez consecutiva pese a la caída socialista en Catalunya y toda España.

GLOBALLEIDA Y PARC CIENTÍFIC

La prioridad de este año ha sido generar actividad económica y empleo, y dice haber priorizado todo lo que son políticas de promoción económica, directamente desde el Ayuntamiento o impulsando Globalleida con la creación de puestos de trabajo en el Parc Científic; 'en definitiva, ayudando a los emprendedores'.

Mientras que los despidos han sido lo más doloroso, lo que más le ha satisfecho es 'el progreso' del Parc Científic y, en particular, la incorporación de una nueva empresa de tecnología, las alemana GFT, con la que el parque ya pasa de 1.300 empleos.

CARRERRA HACIA LA GENERALITAT

En este año también ha intentado conseguir la Primera Secretaría del PSC, con una derrota: se sumó a Joan Ignasi Elena y perdieron en la carrera que ganó Pere Navarro; luego ganó el congreso provincial de Lleida, y ahora aspira a ganar las primarias del partido a la candidatura para presidir la Generalitat, en las que Navarro también defiende que no haya registro previo para que tengan más participación.

'Hemos de ser capaces de conseguir legalmente que no sea necesaria la inscripción previa, porque eso reduciría muchísimo la participación', insiste.

En su discurso defiende que el objetivo de las primarias es tanto el elegir el mejor candidato como 'implicar a los ciudadanos en la decisión más importante de los partidos, que es elegir sus candidatos'.