Rolls-Royce: centenario feliz

Tras su ausencia en la última edición, Rolls-Royce regresa al Mudial de París convertida ya en una marca centenaria. Y en buena forma. La marca británica de lujo lanzará, probablemente a partir de 2006, las versiones alargada y descapotable de su único modelo, el Phantom. Como aperitivo, estará en Francia el prototipo 100EX, probablemente su futuro cabrio.

Rolls-Royce: centenario feliz
Rolls-Royce: centenario feliz

Rolls Royce, la marca de lujo del grupo alemán BMW, está lanzada. Una vez que la firma ha cumplido los 100 años, su presidente, Karl-Heinz Kalbfell, está dispuesto a dar un nuevo empujón a la ya de por sí prestigiosa automovilística, anunciando en la revista “Automobilwoche" nuevas variantes de su Phantom a partir de 2006. Habrá una alargada y una descapotable, derivadas de su prototipo 100EX. De la actual berlina, Rolls espera vender este año más de 1.000 unidades.En París, tendremos nuevamente ocasión de disfrutar del prototipo 100EX. Se trata del primer coche de concepto desarrollado por la marca desde que ésta pertenece al grupo alemán BMW. Construido sobre la base del Phantom, su único modelo en el mercado, este descapotable con carrocería de dos puertas es algo más corto y más bajo. Utiliza un bastidor de aluminio y luce unas impresionantes llantas de 21 pulgadas, calzadas con neumáticos 255/50 delante y 285/45 detrás. Su motorización no es menos sorprendente. Monta un espectacular atmosférico de 9 litros y 16 cilindros en V, con culata de 64 válvulas. Para gestionarlo, la automovilística ha elegido un cambio automático de seis relaciones.La longitud total de este cuatro plazas es de 5,66 metros de largo y 1,56 de alto. Aunque en principio Rolls-Royce aseguró que nunca llegaría a las cadenas de montaje, el nuevo anuncio de Kalbfell abre esperanzas. El futuro descapotable que la marca prepara estará basado, a buen seguro, en este formidable prototipo. Si quieres más información sobre este modelo, pincha en el enlace que te ofrecemos al lado.Rolls-Royce también dejará ver por París su tradicional Phantom, un modelo para el que no pasan los años y al que, probablemente, le salga también una variante alargada en 2006. La lujosa berlina, de 5,83 metros de longitud y 3,57 de distancia entre ejes, monta un propulsor de 6,7 litros, desarrollado por BMW para la marca británica. Tiene distribución de tipo Valvetronic e inyección directa y su potencia máxima es de 460 CV a 5.350 rpm. Su bastidor también es de aluminio y, según BMW, “es el mayor de este material jamás producido".Otros detalles curiosos del Phantom son su mítica estatuilla del Espíritu del Éxtasis, que en esta ocasión se puede guardar mediante un dispositivo elétrico, un espacio para dejar el paraguas en cada puerta trasera y el escudo de las ruedas, que no gira y está siempre en posición vertical.

Los mejores vídeos