Richardson intenta que la Opep no baje su oferta

El secretario de Energía, Bill Richardson, inicia un viaje relámpago a los países de la Opep con el objetivo de convencerles, en apenas cinco días, de que no recorten bruscamente su producción.

El próximo miércoles la Opep acordará en Viena un recorte en el nivel de producción de petróleo. Una medida que parece irremediable, ya que así lo han anunciado miembros de la organización tan influyentes como el ministro venezolano de Petróleo y Minas, Álvaro Silva, o su colega de Qatar, Abdullah bin Hammad al-Attiyah.
Pero la incógnita que aún planea sobre la reunión de la capital austríaca es saber en cuánta medida lo harán. Los rumores al respecto varían. Representantes de algunos países productores afirman que la reducción podría situarse entre los 1,5 y los 2 millones de barriles diarios, aunque algunos analistas especulan que la rebaja podría ser incluso mayor.
Con el propósito de evitar un recorte brusco, el secretario de Energía estadounidense, Bill Richardson, visitará a algunos de los miembros de la Opep para solicitarles que no tomen medidas "precipitadas". Este viaje relámpago podría tener unos resultados nulos, ya que EE.UU. tendrá un nuevo presidente y un nuevo equipo de Gobierno a partir del próximo 20 de enero.
Mientras tanto, el precio del crudo apenas varió en la jornada de ayer. El Petróleo Intermedio de Texas, que es el de referencia en Estados Unidos, terminó a 29,41 dólares por barril y, en el mercado de Londres, el precio de los contratos del petróleo del tipo Brent registró un alza y se situó a 25,60 dólares por barril.

Los mejores vídeos