Requisado material informático en el piso de los presuntos etarras detenidos en Francia

Las fuerzas francesas del orden han requisado material informático en el piso de Albi (sur de Francia) que ocupaban los presuntos etarras Ugaitz Errazquin Tellería y José Javier Osés Carrasco, quienes también tenían un coche en un garaje próximo, indicaron a Efe fuentes de la investigación.

Los dos supuestos etarras fueron detenidos la pasada madrugada y los policías que seguían registrando esta tarde, en presencia de ambos sospechosos, el piso de la avenida de Valmy, en el centro de Albi, no habían encontrado en un primer momento explosivos, precisaron las fuentes.

Los dos hombres, que estaban armados con pistolas, no ofrecieron resistencia a los agentes de la Policía Judicial de Burdeos y de la Subdirección Antiterrorista (SDAT) que los arrestaron poco antes de las 06.00 hora local (04.00 GMT).

En un garaje próximo guardaban un Peugeot 308 con matrícula falsa.

Las fuerzas del orden habían establecido, mientras llevaban a cabo las labores de registro que se prolongaban por la tarde, un perímetro de seguridad en torno al edificio donde se encuentra el piso franco de los dos supuestos terroristas a los que se seguía la pista 'desde hacía un cierto tiempo', indicaron las fuentes.

La Fiscalía antiterrorista de París se encarga del caso, lo que significa que la policía francesa dispone de 96 horas (cuatro días) antes de presentarlos al juez con vistas a su inculpación.

Los magistrados con competencia antiterrorista están centralizados en París, por lo que si hay elementos para acusarlos deben ser trasladados a la capital francesa de aquí al próximo sábado.

El Gobierno español considera que Errazkin es un destacado miembro del aparato 'logístico criminal' de ETA por su implicación en dos asesinatos y por su larga experiencia en 'comandos' operativos de la banda.

Nacido en Bayona (en el País Vasco francés) hace 27 años y con una orden de busca y captura de la Audiencia Nacional de Madrid desde 2009, se le relaciona con los asesinatos del concejal socialista de Arrasate-Mondragón Isaías Carrasco y del empresario Iñaki Uría, en 2008.

José Javier Oses tiene una larga experiencia en la 'kale borroka' y ha estado detenido y procesado por su participación en cerca de cuarenta actos de violencia callejera cometidos en Pamplona entre 2004 y 2007, y también está vinculado a la ilegalizada Segi.

Oses ingresó en prisión en 2007 y, en febrero de 2009, la sección tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional le dejó en libertad bajo fianza.

Los investigadores franceses consideraron prematuro pronunciarse sobre dónde se sitúan los dos detenidos en la estructura de la banda.