Repsol sube sus gasolinas

Desde esta medianoche, los carburantes que se venden en las gasolineras de Repsol YPF cuestan cuatro pesetas más de media.

Desde hoy, las gasolinas son algo más caras; al menos las que se venden en las estaciones de servicio abanderadas por Repsol YPF. Tal y como anunció en la tarde de ayer la petrolera, sus gasolinas y gasóleos han subido una media de cuatro pesetas.
Los precios quedan fijados en las 128,9 pesetas del gasóleo de automoción; las 144,9 de la gasolina sin plomo de 95 octanos; las 159,9 de la de 98 octanos; y las 155,9 de la súper. En cuanto al gasóleo agrícola, su precio es de más de 80 pesetas; el coste del de calefacción se establece en 92,9 pesetas.
Este repentino y fuerte aumente está basado, según Repsol, en la depreciación que está sufriendo el euro frente al dólar. Sin olvidar el aumento constante de la cotización internacional del crudo.
La respuesta de los usuarios no se ha hecho esperar. Las organizaciones de consumidores han declarado estar indignados por la decisión de la compañía petrolera y han solicitado la intervención del Ejecutivo.
Los transportistas tampoco han tardado en poner el grito en el cielo y ya han solicitado al Gobierno que refleje en las tarifas vigentes para el sector esta última subida.