×
De aventura, desde Madrid Central hasta Tarifa
 

De aventura, desde Madrid Central hasta Tarifa

Autopista.es para Land Rover
El Land Rover Discovery Sport se convirtió en el aliado ideal para nuestra aventura desde el centro de Madrid hasta Tarifa

Un SUV para a las condiciones más exigentes

Hace unos días me encargaron un trabajo un tanto diferente. Había que hacer un vídeo con un coche en el que se pudiesen mezclar imágenes de acción en distintos escenarios. Esto normalmente no hubiese sido problema, ya que en plena era SUV, coches que se desenvuelvan bien en asfalto y fuera de él hay muchos. Sin embargo las premisas iban mucho más allá. Tenía que ser un coche que fuese bien por carretera y fuera de ella pero en unas condiciones algo más exigentes.

Video

Madrid Central, Sierra Nevada y Tarifa

Íbamos a subir a Sierra Nevada y luego bajar a Tarifa, para una vez allí, hacer una buena ruta todo terreno. Sin embargo, la dificultad se encontraba en que el punto de partida debía ser el centro de Madrid, es decir, saliendo desde zonas restringidas al tráfico normal. Esto último condicionaba a los vehículos con etiqueta Eco, de ahí, y pensando en la ruta offroad del final, me decanté por el Land Rover Discovery Sport.

Un Land Rover con etiqueta ECO

Un vehículo disponible con mecánica micro híbrida diésel que le permite ganarse esa etiqueta, y que además permitiese transportar sin compromiso todo el equipo de cámaras, ya que allí me citaba con el personal de grabación, y toda la ropa y material necesario para esquiar y luego meterme en el agua, por lo que necesitaba buen espacio.

Un Land Rover con etiqueta ECO

Land Rover Discovery Sport, con Blanca Alabau

La idea era bajar a Sierra Nevada con el Land Rover Discovery Sport y recoger allí a mi buena amiga Blanca Alabau, subcampeona del mundo de Windsurf, que estaba entrenando, para luego bajar a sus dominios en Tarifa para darme una clase magistral de cómo navegar. Y así lo hice. Tras una pequeña vuelta por Madrid Central, que aproveché para hacer los recados que nunca puedo hacer en mi coche de etiqueta C, tomé rumbo a Granada.

Land Rover Discovery Sport, con Blanca Alabau

El viaje, más cómodo

El viaje, más cómodo

El viaje fue un placer y lo hice del tirón, sin repostar, hasta la estación de esquí. Tras una divertida jornada en la nieve, subimos a ver la puesta de sol desde la Olla de la Mora, una de las carreteras más altas de Europa. Desde allí emprendimos viaje a Tarifa. Blanca se empeñó en conducir un rato; pensé que se cansaría pronto, pero no... Ella estaba tan a gusto que me llevó hasta Tarifa de un tirón. Entre el cambio automático, el buen par del motor y la agradable rodadura de este coche, llegamos casi sin enterarnos.

Los terrenos off-road, pan comido

Al día siguiente, cargamos todo nuestro material para el agua en el Land Rover Discovery Sport, pero nos encontramos con un factor que yo no esperaba: el viento. El parte meteorológico daba más de 40 nudos, que eso en Tarifa significa que las rachas serían mucho más fuertes. Así es que decidí no meterme en el agua por miedo a no acabar en Tánger. Para Blanca Alabau, en cambio, era el escenario perfecto para entrenar de cara a la Copa del Mundo. Esperé a que saliera del agua sentado dentro del Land Rover, lo más cerca que pude del agua. Cargamos otra vez el coche y, de camino al hotel, nos escapamos por la montaña que hay detrás de Tarifa para hacer una ruta mucho más seria de lo que en principio esperaba. Tuve que usar los distintos modos de conducción, ya que no imaginaba la de zonas de arena, piedras o barro que encontramos.

Una despedida a la altura

Menos mal que elegí bien el coche. El viaje terminó con una bonita puesta de sol en la playa y un delicioso plato de atún de la zona para celebrarlo. Al día siguiente vuelta a casa con el Land Rover Discovery Sport: un gran compañero de viaje.