Renault venderá el Logan con estrategias aéreas

En España no será finalmente el coche de los “5.000 euros", como se le conoce en otros mercados, pero su precio será todo un reclamo de ventas. No será el único: Renault asegura que venderá su Logan siguiendo las estrategias de las compañías aéreas.

Dacia Logan
Dacia Logan

No incorpora las últimas vanguardias tecnológicas, ni presenta un diseño rompedor, pero el Logan es el coche del futuro de Renault. De hecho, la compañía asegura que, en 2010, el 25 por ciento de sus ventas corresponderán a este modelo. España será uno de los primeros países europeos donde se ponga en venta, allá por el mes de julio. Aquí será imposible hacerse con uno por “5.000 euros" (apodo por el que se conoce a este modelo en el sector): costará unos 7.500 euros. Tampoco se comercializará bajo la firma Renault, sino que lo venderá Dacia, su filial rumana. Aunque sea un poco más caro que en otros mercados, el precio será un auténtico reclamo para muchos españoles. De hecho, Renault asegura que el Logan será “un arma contra los coreanos", en alusión a la oferta de coches económicos que comercializan marcas como Kia o Hyundai. Lo más sorprendente es que Renault asegura que el Logan no necesitará mucha publicidad: usarán una campaña similar a la que utilizan las líneas aéreas de bajo coste para captar sus clientes. No tendrá descuentos y lo darán a conocer básicamente en Internet y por el boca a boca. Nunca hasta ahora se habían marcado unos objetivos tan altos para un automóvil. Quieren que sea un modelo apto para venderse en cualquier parte del mundo. “De América del Sur a Asia, pasando por Europa del Este y África, deberá responder a unas condiciones de utilización tan variadas como exigentes". No sólo es “global" por eso, sino que pretende que sea un coche asequible para cualquier economía. Así, al Logan se le conoce más por su precio que por su nombre: es el automóvil de los 5.000 euros, un modelo que espera venderse en países tradicionalmente olvidados por las grandes multinacionales de la automoción. Diseñado para arrancar en las zonas más gélidas de Rusia, fabricado para aguantar los calores extremos del Golfo Pérsico o para rodar por las carreteras peores asfaltadas de Marruecos... y respetando la normativa Europea. El Logan no conocerá fronteras, según sus creadores (unos ingenieros que no dudaron en irse a vivir a todos los países donde se venderá el modelo para conocer las necesidades de la población).

Es amplio, algo austero y con un diseño clásico, pero bastante práctico. Renault ha dado en el clavo a la hora de crear el que considera su “milagro": un sedán accesible para las clases medias de países de los cinco continentes. Se llama Logan y, afortunadamente, llegará también a España a finales de 2005. Eso sí, con sus mejores versiones y a un precio algo más elevado.
No te pierdas nuestro contacto.