Renault: rediseño de su gama alta

Renault viene “cargadito" al Salón de Ginebra. Renueva el Laguna y el Vel Satis, presenta un concept car futurista de utilitario urbano y estrena un Megáne Renault Sport aún más dinámico.

Nuevo Renault Laguna
Nuevo Renault Laguna

La renovación de uno de los modelos más importantes de su gama, el Laguna, centra la atención de Renault en Ginebra. La berlina francesa sufre cambios en el diseño, recibe nuevo equipamiento, incorpora renovados motores y estrena una versión meramente deportiva, que se llamará GT.Al igual que el Laguna, el Vel Satis también ha recibido un lavado de cara, aunque algo menor. Estéticamente, se han rediseñado los faros y las tomas de aire de la parte delantera y la zona trasera ahora tiene una estética más dinámica. En el interior se han adoptado nuevos materiales y tapicerías y se incorporan novedosos elementos de serie y opcionales. Dos de sus motores, el 2.0T de 165 CV y el 2.2 dCi de 150 CV, reciben ligeras modificaciones. El primero aumenta su potencia hasta los 170 CV, mientras que el segundo incorporará de serie filtro de partículas. El Zoé es un vehículo urbano de gama alta en el que se primará el lujo en el interior, las formas suaves en el exterior y el placer de conducción.El director de Diseño Industrial de la marca, Patrick Le Quement, señala que “seduce con sus formas alegres y sus sensuales redondeces, con su parte delantera muy humana y su mirada hipnótica. El Zoé es el encanto personificado".Con 3,45 metros de largo, ofrece capacidad para tres ocupantes y un maletero, que se sitúa tras el asiento del conductor. Las tres plazas son modulables, ofrecen similar confort y permiten varias configuraciones, tanto prefijadas por el vehículo como elegidas por los pasajeros. La mecánica elegida para mover este concept car es un 1.2 turboalimentado que ofrece 100 CV y un par de 14,8 mkg. El consumo, según la marca, es muy reducido, aunque no se han comunicado cifras, lo que hace que su índice de emisiones sea mínimo: 140g/km. El Zoé cuenta con una caja de cambios robotizada de cinco relaciones. El interior es uno de las zonas que más se ha cuidado, con un salpicadero que mezcla lujo y tecnología y en el que no falta la luminosidad, incluso cuando no es de día, pues se han incrustado dos techos de cristal con LEDs que crean una bóveda estrellada cuando el vehículo circula y es de noche. Aparte, el Zoé dispone de un “pass" nómada, un mini-mando que se puede personalizar y que permite al usuario elegir el ambiente que desee en el interior del habitáculo, mediante la selección de músicas, el ajuste personalizado de los asientos, de los mandos de conducción, de los retrovisores, etc. Finalmente, Renault ofrece una versión aún más deportiva del Megáne Renault Sport, que contará con el apellido Trophy. Esta variante contará con un chasis con un ajuste más radical enfocado para otorgar más diversión a aquél que lo conduzca.