Renault reconoce que puede aumentar su integración con Nissan

Tras una semana de fuertes rumores que apuntaban hacia un incremento de la colaboración entre Nissan y Renault, los responsables de la multinacional gala no han tenido más remedio que aceptarlo. Su presidente, Louis Schweitzer, aseguró ayer que se dan las condiciones para "franquear otras etapas" en la integración de los dos fabricantes.

Renault reconoce que puede aumentar su integración con Nissan
Renault reconoce que puede aumentar su integración con Nissan

La liebre la levantó el pasado lunes el diario japonés Nihon Keizai. En él se aseguraba que Nissan iba a tomar un 15 por ciento de las acciones de Renault, mientras que esta compañía elevaría su 36,8 por ciento del capital de Nissan hasta el 44 por ciento.

Rápidamente, directivos de alto nivel procedentes de ambas marcas salieron al paso de la noticia. Sin embargo, el torrente de rumores no se detiene y el mismo Schweitzer (en la foto) se ha visto obligado a reconocer que estudian acelerar su proceso de integración. Sin embargo, el presidente de Renault asegura que la idea de la fusión sería un error.

Recordó el directivo que ya en 1999, cuando Renault tomó el control de Nissan, se pensó en comprar un 44 por ciento de las acciones, en lugar del 36,8 por ciento que se compró finalmente. Aquella idea original ya establecía que Nissan adquiriese una parte de Renault.

Schweitzer se reunió ayer con los miembros de la Cámara Oficial de Comercio de España en Francia. En esa reunión, señaló que el periodo 2001-2002 no será para Renault tan fácil como los años precedentes.

El presidente de Renault fue preguntado acerca de la posibilidad de que el Gobierno francés se deshaga de la parte de capital que conserva en la empresa. Esta venta serviría para tapar el agujero fiscal producido por el fiasco en las ventas de licencias de telefonía móvil de tercera generación, UMTS. Al respecto, Schweitzer aseguró que no conocía los planes del Ejecutivo y señaló la inconveniencia de establecer un vínculo entre la caída del UMTS y la posible venta del capital público.

Mirando al futuro, Louis Schweitzer indicó que vienen años de incertidumbre para el sector del automóvil. Aun así, mantiene su objetivo de vender cuatro millones de coches para 2010.

Para alcanzar estas cifras tan ambiciosas, Renault ha puesto sus ojos en los mercados emergentes.