Renault Modus 1.5 dCi 105 CV

Renault acaba de anunciar novedades en la gama del Modus. Por una parte, una nueva versión de gasolina con motor 1.2 16v que se constituye como acceso a la gama y, por otra, el 1.5 dCi con potencias de 65 y 105 CV, que amplía la oferta Diesel por encima y debajo de las existentes. La variante más potente estrena una nueva caja de cambios de seis velocidades.

Renault Modus 1.5 dCi 105 CV
Renault Modus 1.5 dCi 105 CV

Comparado con el anterior 1.5 dCi, de 80 CV, esta versión mejora sensiblemente las prestaciones. No sólo hay un incremento de más de 25 CV, sino que el par motor pasa de 185 Nm a 240 Nm, lo que permite una utilización del motor mucho más agradable. Por supuesto, también la utilización de la caja de cambios de seis relaciones tiene una influencia muy positiva en el pequeño modelo (las cinco primeras relaciones muestran un desarrollo prácticamente idéntico al de la caja de cinco marchas, sin embargo, la sexta pasa a tener un desarrollo de 48,23 km/h a 1.000 revoluciones (en quinta es de 40,34 km/h). Este incremento en las prestaciones no tiene una relación directa en el gasto de combustible, donde la nueva versión se muestra bastante contenida. De hecho, sólo precisa una décima más de gasóleo en ciclo extraurbano y mixto (en urbano se mantiene igual. Puedes ver los datos concretos en la pestaña de la ficha técnica).En cuanto a diferencias mecánicas resaltables, se encuentran los discos de freno en las versiones de gasóleo más potentes (el de 65 CV monta tambores detrás), ya que en materia de suspensiones, dirección, etc., no hay modificaciones.En marcha es cierto que el motor no produce un elevado nivel de ruido, pero nos ha parecido que se queda un poco corto en cuanto a prestaciones, al menos esa es la impresión que hemos tenido respecto a la versión de 80 CV del Modus y más aún respecto al Clio, que nos pareció una versión muy interesante dinámicamente. No obstante, tendremos que esperar a realizar una prueba más exhaustiva para poder realizar unas mediciones definitivas.Tampoco nos ha gustado demasiado el tacto que ofrece la dirección, con mucho efecto autocentrado y con una transición del centro hacia los lados un poco dura. Es extraña y requiere un cierto periodo de adaptación, pero obliga a efectuar pequeñas correcciones cuando se circula deprisa con viento lateral.Por su parte, los frenos se muestran potentes y fáciles de dosificar, con bastante mordiente en el primer tramo del recorrido y aparentemente, con bastante resistencia a la fatiga, mientras que las suspensiones ofrecen buen compromiso entre comodidad y eficacia, en la línea de otros productos de la marca.En materia de equipamiento no hay diferencias significativas respecto al resto de la gama, pues Renault ha posicionado la versión de 105 CV dCi con dos posibles ambientes, Dynamique y Privilege y otros dos niveles de equipamiento, Confort y Luxe. Entre el equipamiento de serie que ofrecen las versiones dCi de 105 CV destaca el climatizador automático o las luces direccionales para las variantes Luxe y Privilege, mientras que los faros antiniebla, las llantas de aleación de quince pulgadas o el equipo de sonido con reproductor de CD´s son de serie en todas ellas.ESP, navegador GPS, luces de xenón, llantas de aleción de 16 pulgadas, portón de doble apertura, retrovisores exteriores eléctricos, sistema de presión de los neumáticos o techo panorámico, son opciones disponibles en el Modus.Renault parece decidida a obtener la máxima nota en seguridad con cada nuevo producto en el mercado. El Modus no podía ser menos y pasó las pruebas de choque de EuroNCAP con la máxima calificación, gracias a su estructura deformable y al sistema empleado para que la rueda de repuesto amortigüe un posible golpe. Si éste es fuerte, el neumático se desinfla.


RENAULT MODUS: 5 estrellas

Comparado con el anterior 1.5 dCi, de 80 CV, esta versión mejora sensiblemente las prestaciones. No sólo hay un incremento de más de 25 CV, sino que el par motor pasa de 185 Nm a 240 Nm, lo que permite una utilización del motor mucho más agradable. Por supuesto, también la utilización de la caja de cambios de seis relaciones tiene una influencia muy positiva en el pequeño modelo (las cinco primeras relaciones muestran un desarrollo prácticamente idéntico al de la caja de cinco marchas, sin embargo, la sexta pasa a tener un desarrollo de 48,23 km/h a 1.000 revoluciones (en quinta es de 40,34 km/h). Este incremento en las prestaciones no tiene una relación directa en el gasto de combustible, donde la nueva versión se muestra bastante contenida. De hecho, sólo precisa una décima más de gasóleo en ciclo extraurbano y mixto (en urbano se mantiene igual. Puedes ver los datos concretos en la pestaña de la ficha técnica).En cuanto a diferencias mecánicas resaltables, se encuentran los discos de freno en las versiones de gasóleo más potentes (el de 65 CV monta tambores detrás), ya que en materia de suspensiones, dirección, etc., no hay modificaciones.En marcha es cierto que el motor no produce un elevado nivel de ruido, pero nos ha parecido que se queda un poco corto en cuanto a prestaciones, al menos esa es la impresión que hemos tenido respecto a la versión de 80 CV del Modus y más aún respecto al Clio, que nos pareció una versión muy interesante dinámicamente. No obstante, tendremos que esperar a realizar una prueba más exhaustiva para poder realizar unas mediciones definitivas.Tampoco nos ha gustado demasiado el tacto que ofrece la dirección, con mucho efecto autocentrado y con una transición del centro hacia los lados un poco dura. Es extraña y requiere un cierto periodo de adaptación, pero obliga a efectuar pequeñas correcciones cuando se circula deprisa con viento lateral.Por su parte, los frenos se muestran potentes y fáciles de dosificar, con bastante mordiente en el primer tramo del recorrido y aparentemente, con bastante resistencia a la fatiga, mientras que las suspensiones ofrecen buen compromiso entre comodidad y eficacia, en la línea de otros productos de la marca.En materia de equipamiento no hay diferencias significativas respecto al resto de la gama, pues Renault ha posicionado la versión de 105 CV dCi con dos posibles ambientes, Dynamique y Privilege y otros dos niveles de equipamiento, Confort y Luxe. Entre el equipamiento de serie que ofrecen las versiones dCi de 105 CV destaca el climatizador automático o las luces direccionales para las variantes Luxe y Privilege, mientras que los faros antiniebla, las llantas de aleación de quince pulgadas o el equipo de sonido con reproductor de CD´s son de serie en todas ellas.ESP, navegador GPS, luces de xenón, llantas de aleción de 16 pulgadas, portón de doble apertura, retrovisores exteriores eléctricos, sistema de presión de los neumáticos o techo panorámico, son opciones disponibles en el Modus.Renault parece decidida a obtener la máxima nota en seguridad con cada nuevo producto en el mercado. El Modus no podía ser menos y pasó las pruebas de choque de EuroNCAP con la máxima calificación, gracias a su estructura deformable y al sistema empleado para que la rueda de repuesto amortigüe un posible golpe. Si éste es fuerte, el neumático se desinfla.


RENAULT MODUS: 5 estrellas

Comparado con el anterior 1.5 dCi, de 80 CV, esta versión mejora sensiblemente las prestaciones. No sólo hay un incremento de más de 25 CV, sino que el par motor pasa de 185 Nm a 240 Nm, lo que permite una utilización del motor mucho más agradable. Por supuesto, también la utilización de la caja de cambios de seis relaciones tiene una influencia muy positiva en el pequeño modelo (las cinco primeras relaciones muestran un desarrollo prácticamente idéntico al de la caja de cinco marchas, sin embargo, la sexta pasa a tener un desarrollo de 48,23 km/h a 1.000 revoluciones (en quinta es de 40,34 km/h). Este incremento en las prestaciones no tiene una relación directa en el gasto de combustible, donde la nueva versión se muestra bastante contenida. De hecho, sólo precisa una décima más de gasóleo en ciclo extraurbano y mixto (en urbano se mantiene igual. Puedes ver los datos concretos en la pestaña de la ficha técnica).En cuanto a diferencias mecánicas resaltables, se encuentran los discos de freno en las versiones de gasóleo más potentes (el de 65 CV monta tambores detrás), ya que en materia de suspensiones, dirección, etc., no hay modificaciones.En marcha es cierto que el motor no produce un elevado nivel de ruido, pero nos ha parecido que se queda un poco corto en cuanto a prestaciones, al menos esa es la impresión que hemos tenido respecto a la versión de 80 CV del Modus y más aún respecto al Clio, que nos pareció una versión muy interesante dinámicamente. No obstante, tendremos que esperar a realizar una prueba más exhaustiva para poder realizar unas mediciones definitivas.Tampoco nos ha gustado demasiado el tacto que ofrece la dirección, con mucho efecto autocentrado y con una transición del centro hacia los lados un poco dura. Es extraña y requiere un cierto periodo de adaptación, pero obliga a efectuar pequeñas correcciones cuando se circula deprisa con viento lateral.Por su parte, los frenos se muestran potentes y fáciles de dosificar, con bastante mordiente en el primer tramo del recorrido y aparentemente, con bastante resistencia a la fatiga, mientras que las suspensiones ofrecen buen compromiso entre comodidad y eficacia, en la línea de otros productos de la marca.En materia de equipamiento no hay diferencias significativas respecto al resto de la gama, pues Renault ha posicionado la versión de 105 CV dCi con dos posibles ambientes, Dynamique y Privilege y otros dos niveles de equipamiento, Confort y Luxe. Entre el equipamiento de serie que ofrecen las versiones dCi de 105 CV destaca el climatizador automático o las luces direccionales para las variantes Luxe y Privilege, mientras que los faros antiniebla, las llantas de aleación de quince pulgadas o el equipo de sonido con reproductor de CD´s son de serie en todas ellas.ESP, navegador GPS, luces de xenón, llantas de aleción de 16 pulgadas, portón de doble apertura, retrovisores exteriores eléctricos, sistema de presión de los neumáticos o techo panorámico, son opciones disponibles en el Modus.Renault parece decidida a obtener la máxima nota en seguridad con cada nuevo producto en el mercado. El Modus no podía ser menos y pasó las pruebas de choque de EuroNCAP con la máxima calificación, gracias a su estructura deformable y al sistema empleado para que la rueda de repuesto amortigüe un posible golpe. Si éste es fuerte, el neumático se desinfla.


RENAULT MODUS: 5 estrellas

Comparado con el anterior 1.5 dCi, de 80 CV, esta versión mejora sensiblemente las prestaciones. No sólo hay un incremento de más de 25 CV, sino que el par motor pasa de 185 Nm a 240 Nm, lo que permite una utilización del motor mucho más agradable. Por supuesto, también la utilización de la caja de cambios de seis relaciones tiene una influencia muy positiva en el pequeño modelo (las cinco primeras relaciones muestran un desarrollo prácticamente idéntico al de la caja de cinco marchas, sin embargo, la sexta pasa a tener un desarrollo de 48,23 km/h a 1.000 revoluciones (en quinta es de 40,34 km/h). Este incremento en las prestaciones no tiene una relación directa en el gasto de combustible, donde la nueva versión se muestra bastante contenida. De hecho, sólo precisa una décima más de gasóleo en ciclo extraurbano y mixto (en urbano se mantiene igual. Puedes ver los datos concretos en la pestaña de la ficha técnica).En cuanto a diferencias mecánicas resaltables, se encuentran los discos de freno en las versiones de gasóleo más potentes (el de 65 CV monta tambores detrás), ya que en materia de suspensiones, dirección, etc., no hay modificaciones.En marcha es cierto que el motor no produce un elevado nivel de ruido, pero nos ha parecido que se queda un poco corto en cuanto a prestaciones, al menos esa es la impresión que hemos tenido respecto a la versión de 80 CV del Modus y más aún respecto al Clio, que nos pareció una versión muy interesante dinámicamente. No obstante, tendremos que esperar a realizar una prueba más exhaustiva para poder realizar unas mediciones definitivas.Tampoco nos ha gustado demasiado el tacto que ofrece la dirección, con mucho efecto autocentrado y con una transición del centro hacia los lados un poco dura. Es extraña y requiere un cierto periodo de adaptación, pero obliga a efectuar pequeñas correcciones cuando se circula deprisa con viento lateral.Por su parte, los frenos se muestran potentes y fáciles de dosificar, con bastante mordiente en el primer tramo del recorrido y aparentemente, con bastante resistencia a la fatiga, mientras que las suspensiones ofrecen buen compromiso entre comodidad y eficacia, en la línea de otros productos de la marca.En materia de equipamiento no hay diferencias significativas respecto al resto de la gama, pues Renault ha posicionado la versión de 105 CV dCi con dos posibles ambientes, Dynamique y Privilege y otros dos niveles de equipamiento, Confort y Luxe. Entre el equipamiento de serie que ofrecen las versiones dCi de 105 CV destaca el climatizador automático o las luces direccionales para las variantes Luxe y Privilege, mientras que los faros antiniebla, las llantas de aleación de quince pulgadas o el equipo de sonido con reproductor de CD´s son de serie en todas ellas.ESP, navegador GPS, luces de xenón, llantas de aleción de 16 pulgadas, portón de doble apertura, retrovisores exteriores eléctricos, sistema de presión de los neumáticos o techo panorámico, son opciones disponibles en el Modus.Renault parece decidida a obtener la máxima nota en seguridad con cada nuevo producto en el mercado. El Modus no podía ser menos y pasó las pruebas de choque de EuroNCAP con la máxima calificación, gracias a su estructura deformable y al sistema empleado para que la rueda de repuesto amortigüe un posible golpe. Si éste es fuerte, el neumático se desinfla.


RENAULT MODUS: 5 estrellas

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.