Renault defiende "a capa y espada" el actual sistema de distribución

El actual sistema de distribución automovilística tiene sus días contados, ya que en septiembre de 2002 expira la normativa comunitaria que lo regula. Las marcas fabricantes insisten en que el sistema de concesionarios es el mejor posible.

Renault defiende "a capa y espada" el actual sistema de distribución
Renault defiende "a capa y espada" el actual sistema de distribución

Durante la comparecencia de ayer del director general adjunto y director comercial de Renault, Francois Hinfray, ante la Dirección General de la Competencia de la UE, se insistió en que el actual sistema de concesionarios es el mejor. Sin embargo, el representante de la marca gala aceptó la posibilidad de realizar determinados ajustes que podrían mejorar el funcionamiento de la actual distribución.

Hinfray cree que es fundamental proteger las inversiones realizadas por los propietarios de los concesionarios, pero que, al margen de esta medida, se podrían poner en marcha algunos cambios que mejorarían el servicio al cliente.

Entre las reformas que admite como posibles el ejecutivo de la marca francesa están la de ofrecer más y mejor información sobre sus vehículos a los talleres que no pertenecen a la red oficial y la de estudiar la situación de los distribuidores multimarca.

A parte de estas pequeñas cesiones, Renault defiende que el actual sistema es un "modelo de modernidad y eficacia". En apoyo de esta afirmación, se han utilizado los datos obtenidos en un sondeo realizado por la compañía Sofres. Según este estudio, casi el 80 por ciento de los consumidores creen que existe una competencia fuerte o muy fuerte entre los fabricantes de automóviles y un 88 por ciento considera que, gracias al actual sistema, se han desarrollado más modelos. Es más, el 83 por ciento considera que los talleres de marca ofrecen un plus de garantía.

Otro estudio que ha esgrimido el francés en su comparecencia demuestra que el mercado europeo está más fragmentado que el americano y el japonés. En el Viejo Continente, el 64 por ciento de las ventas de automóviles están en manos de cinco fabricantes, mientras que en EE.UU. es el 84 por ciento el que se va para cinco productores y en Japón, el 85 por ciento. También la diversidad de modelos es mayor en Europa, donde hay en torno a 260 modelos, mientras que en Estados Unidos hay 150.

Renault tiene claro que "el concesionario es la cara de la marca" y que la presencia de ésta tiene un papel fundamental en las ventas.

Mientras los fabricantes siguen en su lucha, la Comisión de Competencia, a cuya cabeza está Mario Monti, sigue planteándose la continuidad del actual sistema, que expira en septiembre de 2002.