Renault cerrará más de la mitad de sus concesionarios europeos

El presidente de Renault, Louis Schweitzer, ha anunciado que la marca va a reducir en más de la mitad su número de concesionarios en Europa, de 1.900 a 800. Objetivo: ahorrar casi 500.000 millones de pesetas.

El máximo responsable de la marca gala ha anunciado que la compañía quiere recortar 890 millones de dólares (1.008 millones de euros, 167.754 millones de pesetas) anualmente, lo que llevará a un ahorro total de 3.000 millones de euros (casi 500.000 millones de pesetas) para 2004.

Con el fin de lograr ese objetivo, Renault va a realizar una reestructuración de su red comercial.

Esta denominada reestructuración se traduce en un descenso del número de concesionarios en toda Europa, que pasará de 1.900 a 800, para el año 2004. La cifra de pérdida de empleo que supondrá este ajuste, en palabras de Schweitzer, "resulta difícil de predecir, ya que el abanico que abarcan estos grupos de concesionarios va desde pequeñas empresas familiares hasta grandes compañías".

Schweitzer también ha reseñado que entre los objetivos de la compañía se encuentra la reducción de los plazos de desarrollo de nuevos vehículos de los 3 años actuales a únicamente 28 meses, la eliminación progresiva de automóviles en stock y el incremento de su presencia en el mercado de los vehículos Diesel.

Este año, la marca del rombo no ha logrado alcanzar sus objetivos de ahorro en la compra de componentes, "por lo que se busca una compensación mediante el recorte en otros segmentos, como el de la distribución", ha indicado Schweitzer.

El grupo Renault prevé un descenso en sus ventas del 3 por ciento para 2002.