Renault, a la caza del mercado surcoreano

El inaccesible mercado de Corea del Sur parece que va a empezar a dejar de serlo. El fabricante francés Renault, gracias a su acuerdo con la surcoreana Samsung, tiene en mente hacerse con al menos el 10 por ciento de la cuota de mercado del país asiático en un plazo de seis años.

El presidente del grupo francés, Louis Schweitzer, ha señalado que la intención de Renault es fabricar entre 150.000 y 200.000 vehículos hasta el año 2005 con la firma de su aliado en Corea del Sur, la empresa Samsung. El mercado surcoreano cuenta con la peculiaridad de que la introducción de los fabricantes extranjeros es mínima, a causa de las durísimas medidas fiscales de su Gobierno en pos de proteger la industria del país. Está claro que esta política funciona, ya que entre todas las marcas extranjeras sólo suman algo menos del 1 por ciento de la cuota de este mercado.
La marca francesa, sin embargo, ha lanzado el reto de conseguir para el año 2006 una cuota de mercado que se situará entre el 10 y el 15 por ciento. En ese mismo sentido, Schweitzer ha solicitado al ministro de Comercio, Energía e Industria del Corea del Sur que permita a las empresas de componentes del país vender a distintos fabricantes de automóviles, cosa que no ocurre en la actualidad debido a la férrea legislación del país. Con esta medida, para Renault, fundamental, la empresa gala quiere lograr un suministro estable de componentes de calidad.