Reducir costes para lograr más beneficios

España ha sido uno de los temas capitales en la presentación de resultados del Grupo Volkswagen. La compañía ha amenazado con reducir las compras en nuestro país si los proveedores no bajan los precios.

Reducir costes para lograr más beneficios
Reducir costes para lograr más beneficios

El Grupo Volkswagen obtuvo unos beneficios sobre ventas del 4,6 por ciento en 2000 y, para este año, ha pronosticado un optimista porcentaje de ganancias del 6,5 por ciento. La forma de conseguirlo, según el presidente del grupo, Ferdinand Piëch, será a través del ahorro en sus costes de producción. Se pretende ampliar la utilización de componentes comunes, mejorar el desarrollo del software incorporado a los coches y lograr un mayor ahorro mediante una plataforma de compras por Internet. El Grupo quiere reducir además sus costes de personal con nuevos modelos de organización.
Todo esto tiene un fin claro: "lograr mejoras, aunque sean mínimas en todas las marcas y regiones". Los altos mandatarios de Volkswagen han advertido a los proveedores de nuestro país de la necesidad de que rebajen sus precios, ya que, de lo contrario, la compañía se vería obligada a reducir sus compras en España. En la actualidad, los precios en España son un cinco por ciento más baratos que en Alemania, pero esa situación puede cambiar por lo elevado de la inflación española respecto a la alemana (4,6 frente a 2 por ciento).
En cuanto a los resultados del Grupo Volkswagen, la automovilística obtuvo en 2000 un incremento de su facturación del 13,8 por ciento (14,2 billones de pesetas) y un aumento de sus beneficios totales del 144 por ciento (342.000 millones de pesetas)

Seat no espera incrementar ventas

Seat también ha hecho pronósticos de futuro, aunque no tan halagüeños. La marca española, que dirige Bernd Pischetsrieder, ha sido la única del Grupo Volkswagen, además de los vehículos comerciales, que ha decrecido en ventas en lo que va de año. Pischetsrieder ha indicado que la compañía no espera aumentar sus ventas totales para este 2001. En el mercado español la meta es mantenerse al mismo nivel, mientras que en el resto de los mercados "esperamos que las ventas de Seat decrezcan por debajo del 10 por ciento".
Estos presagios conllevarán un descenso de la producción, aunque "no tendrá repercusión en una reducción de la plantilla en la planta de Martorell (Barcelona) gracias a la flexibilidad laboral". Sin embargo, Pischetsrieder tuvo duras palabras sobre la pérdida de competitividad de nuestro país: "Seat Martorell ha perdido en los últimos ocho meses tantas horas de trabajo como Wolfsburg (la factoría más importante de Volkswagen) en 10 años".

Los mejores vídeos