Récord de multas por velocidad en la M-30

Los conductores llevan meses advertidos, pero el exceso de velocidad no se erradica en la M-30. El mes de agosto ha vuelto a marcar un nuevo récord, con más de 30.000 vehículos sancionados. El Ayuntamiento explica este ascenso por la reducción del tráfico durante las vacaciones. Además, las obras para reformar esta saturada vía comenzarán el próximo 18 de octubre.

Esta noche se activan los radares de la M-30
Esta noche se activan los radares de la M-30

A más de un automovilista ya se le habrá olvidado, aunque ellos continúan allí para recordárselo: los radares fijos de la carretera de circunvalación M-30 están todavía en plena actividad, como demuestran sus últimos índices de trabajo. Sólo durante el último mes de agosto registraron 30.491 infracciones de velocidad. Es la cifra más alta desde que la “maquinaria" se instaló el pasado 4 de febrero.En siete meses, estos aparatos han fotografiado a más de 173.000 vehículos circulando por encima de 90 km/h, el límite de velocidad establecido a lo largo de toda la vía. Dicho de otra forma, los radares de la M-30 imponen cada día una media de 800 multas de velocidad: una sanción cada dos minutos.El área madrileña de Movilidad explica este incremento de infracciones durante el verano: “La gente corre más en los meses con menos tráfico", aseguran. Aun así, desde el Ayuntamiento aseguran que la velocidad por la vía sí ha descendido en el último año, ya que “los estudios realizados en las jornadas previas a la instalación de radares detectaron que entre 3.000 y 4.000 automóviles circulaban por ella por encima del límite permitido" (muy lejos de los 800 que registran ahora). Si estas cifras se comparan ahora con el número de denuncias impuestas, el descenso es significativo.El sistema de vigilancia de la M-30 está formado por dos radares fijos (uno en el nudo norte y otro en el sur) y por varios móviles (en vehículos camuflados que cambian de ubicación). Estos últimos, desde el pasado 4 de febrero, han registrado más de 4.400 infracciones, aproximadamente la cuarta parte del total de denuncias formuladas en los siete meses.La instalación de radares en Madrid se inició como medida para frenar el elevado número de siniestros en sus carreteras. En su primer día de funcionamiento, se impusieron nada menos que 1.363 sanciones.Por otra parte, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, ha confirmado que los primeros trabajos de reforma de la M-30 ya tienen fecha definitiva. Será el próximo 18 de octubre cuando comiencen las obras de construcción de un túnel de un kilómetro para acabar con los atascos del Nudo de la Paloma. Esto obligará a desviar la circulación entre la calle Buganvilla y la avenida de Burgos, y entre esta vía y Pío XII. Sólo una semana después, el 25 de octubre, la circulación se desviará también en los carriles centrales de este tramo del tercer cinturón. El Ayuntamiento, no obstante, se ha comprometido a que el número de carriles no disminuirá en ninguna de las 15 zonas de obras. Así que, donde se corten dos carriles, construirán al menos otros dos para evitar que la M-30 se convierta en una trampa para los conductores.Gallardón ha ensalzado la inmediata reforma, recordando que de ella dependerá la descongestión del centro de la capital. “Estos 15 proyectos son los que nos permitirán recuperar los bulevares y el eje Recoletos-Prado y los que permitirán que más barrios puedan tener un uso preferente por el ciudadano. No se puede hacer eso sin condenar a la ciudad al colapso sin la reforma de la M-30", ha asegurado.

Los mejores vídeos