Reabierta la CV-240 en Barracas (Castellón) mientras otras seis carreteras requieren el uso de cadenas

La circulación en CV-240 a la altura de Barracas (Castellón) ha recuperado prácticamente la normalidad tras haber sido interrumpida esta mañana a consecuencia de las nevadas registradas este lunes en algunos municipios de la Comunitat. Así, sólo se recomienda extremar la prudencia y no sobrepasar los 80 kilómetros por hora mientras que los camiones deben ir por el carril derecho y no pueden adelantar.

Según la información actualizada a las 18.30 horas por la Dirección General de Tráfico (DGT), consultada por Europa Press, a las 10.38 horas se había cortado el tráfico en los nueve primeros kilómetros de esa vía, una decisión que se adopta cuando la carretera se encuentra intransitable para cualquier vehículo y existe un claro riesgo de quedar inmovilizado por períodos prolongados de tiempo.

A esa misma hora, seis viales castellonenses registran congestión circulatoria, tráfico muy lento y paradas frecuentes y prolongadas, en concreto, la CV-169 en Benafigos, la CV-167 en Benasal, la CV-126 en Castellfort, la CV-195 en Caudiel, la CV-125 en Cinctorres y la CV-171 en Vistabella del Maestrazgo. En ellos, la calzada está completamente cubierta de nieve y sólo se puede circular con cadenas o neumáticos especiales a un máximo de 30 kilómetros por hora.

En Morella (Castellón), se ha decretado la situación de circulación regular en la N-232 porque la circulación es lenta, con paradas esporádicas y la calzada comienza a cubrirse de nieve. En este nivel de alerta, se prohíbe la circulación de camiones y vehículos articulados mientras que los turismos y autobuses sólo pueden circular a una velocidad máxima de 60 kilómetros por hora.

En siete carreteras, el tráfico se ve condicionado a causa de la nieve y la DGT aconseja extremar la prudencia y no sobrepasar los 100 kilómetros por hora en autopistas y autovías y los 80 en el resto de carreteras, mientras que los camiones deben ir por el carril derecho y no pueden adelantar. Junto a la CV-240 en Barracas, en la provincia de Castellón están en esa situación la CV-15 en Ares del Maestre, la CV-105 en Castell de Cabres, la CV-235 en Sacañet y la A-23 en Viver, y en Ademuz (Valencia), la N-330 y la N-420.