Rajoy, mediador en el conflicto de los examinadores de Tráfico

Tras los paros del mes de julio, los examinadores de Tráfico quieren enterrar el hacha de guerra. Aunque no se descarta que la huelga se reactive en septiembre, de momento y como muestra de "buena voluntad", han solicitado la intervención de un mediador: Mariano Rajoy.

A partir de mañana, como es habitual en agosto, no se convocan pruebas para obtener el carné de conducir. Durante este mes, los examinadores de Tráfico quieren limar sus diferencias con la DGT y han decidido aplazar sus reivindicaciones hasta el próximo 8 de septiembre, fecha en la que se ha convocado una reunión.

La Asociación de Examinadores de Tráfico (ASEXTRA) quiere que en las negociaciones intervenga el Ministerio del Interior, por lo que han pedido la mediación de su titular, Mariano Rajoy. Este colectivo también analizará las consecuencias de la huelga, pero ya se sabe, según ha adelantado la Asociación de Auto-Escuelas de Madrid, que, sólo en la capital, 12.000 personas se han quedado sin examinar y las pérdidas económicas superan los 500 millones de pesetas.

Con 9 paros durante el mes de julio, los examinadores de Tráfico querían reivindicar un mayor reconocimiento a su profesión, tanto legal como económicamente, pero su huelga no ha contado con el respaldo de los propietarios de autoescuelas. La Federación Española de Autoescuelas, que agrupa al 90 por ciento de estos centros, ha amenazado a la DGT con recurrir a exámenes privados.

Las cartas están sobre la mesa y la partida se aplaza hasta septiembre, pero en la reanudación del juego puede intervenir un "crupier" especial, Mariano Rajoy.

Los mejores vídeos