Rajoy insiste en que Cataluña seguirá en España y Mas denuncia a la Policía

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha insistido hoy que 'nadie va a sacar a Cataluña ni de España ni de Europa', mientras el líder de CiU, Artur Mas, ha denunciado a la Policía Nacional por el 'borrador' del informe que le acusa de corrupción.

Rajoy ha acudido por cuarta vez a Cataluña con motivo de las elecciones del 25N, en la duodécima jornada de la campaña catalana, polarizada de nuevo, en buena medida, por la polémica suscitada por las informaciones sobre la presunta corrupción de dirigentes de Convergència.

El líder del PP ha protagonizado el acto central de la campaña catalana del PPC, un mitin ante unas 2.000 personas para respaldar a la candidata a la Generalitat, Alícia Sánchez-Camacho, que ha abarrotado la cúpula de Las Arenas de Barcelona, una antigua plaza de toros reconvertida en centro comercial.

Rajoy ha alertado de que los comicios del 25 de noviembre son 'más importantes que las (elecciones) generales', y por ello ha pedido un apoyo generalizado al PP, después de subrayar que no dejará a los catalanes 'a la suerte de proyectos tan irresponsables' como el de Artur Mas, y ha llamado a quienes se sienten catalanes y españoles a 'agrupar el voto' en torno a su partido.

El presidente de la Generalitat y candidato a la reelección por CiU, Artur Mas, ha seguido defendiéndose de las acusaciones de corrupción con acusaciones directas: 'Tengo el derecho a pensar que, si nadie se hace responsable -del informe policial publicado por El Mundo- y sólo hay calumnias, es que quizás están fabricando teóricas pruebas para ver si pueden alterar el resultado de unas elecciones'.

Mas ha hecho estas declaraciones en un acto en L'Hospitalet del Llobregat (Barcelona), poco después de que CDC presentase ante la Fiscalía de Cataluña una denuncia contra la Policía Nacional, a la que acusa de un 'delito electoral' y de 'falsedad documental' por filtrar el informe.

'Digan lo que digan, organicen las mentiras que organicen, aunque me intenten fastidiar, pondré la cara si tengo la gente a mi lado', ha asegurado.

En paralelo, el departamento de Presidencia de la Generalitat ha puesto en conocimiento del fiscal jefe de Cataluña las informaciones que vinculan al presidente catalán y al expresidente Jordi Pujol con un supuesto caso de corrupción y el cobro de comisiones ilegales, por si son constitutivas de delito.

El 'borrador' de un supuesto informe policial que acusa a Mas y Pujol de cobrar comisiones, publicado por El Mundo, se basa en gran parte en el contenido de cuatro informes policiales presentados al juez en los años 2011 y 2012, según han informado a Efe fuentes policiales.

El primero de los informes entregados al juez tiene fecha de 29 de noviembre de 2011 y los otros son de 1 de febrero, 20 de abril y 24 de mayo de 2012, según las fuentes.

El Ministerio del Interior cree que el 'borrador' sobre las supuestas cuentas de Mas y Pujol en Suiza relacionadas con presunta corrupción en CiU se ha confeccionado con datos de la investigación procedentes de 'diversos documentos', algunos de ellos 'informes judicializados' e incluso 'informaciones que circulan en la red'.

Por su lado, el candidato de Ciutadans a la Generalitat, Albert Rivera, ha asegurado que Mas adelantó las elecciones por un fracaso económico y social y porque 'sabía' que en otoño habría 'sentencias e investigaciones' de supuestos casos de corrupción.

El candidato del PSC a la Generalitat, Pere Navarro, ha cargado contra el líder de ICV-EUiA, Joan Herrera, al que ha acusado de alimentar y contribuir a que crezca 'la deriva independentista' del candidato de CiU, Artur Mas.

Herrera, por contra, ha erigido a su partido como la única 'alternativa' de izquierdas, ante un PSC 'desaparecido' en la oposición y una ERC 'seducida' por CiU, y ha llamado así a concentrar el voto en la coalición ecosocialista.

El candidato de ERC, Oriol Junqueras, ha afirmado que su partido es el único de la izquierda que puede transformar la sociedad y luchar contra las desigualdades, porque el PSC 'no sabe ni lo que quiere' y 'se comporta como un partido de derechas' e ICV carece de 'capacidad y de vocación' para hacerlo.