quiere despedirse del Rally RACC con otro triunfo

El 48 RallyRACC Catalunya-Costa Daurada - Rally de España 2012 tendrá su inicio este jueves con la disputa del 'shakedown', la calificación y una pionera e inédita salida desde la plaza de la Catedral de Barcelona y pondrá el broche de oro el domingo a un Campeonato del Mundo de Rallys (WRC) que despedirá a su nueve veces campeón Sébastien Loeb (Citröen).

Loeb, que ha ganado el RallyRACC Catalunya desde 2005 sin error alguno, será homenajeado este jueves en Barcelona antes de la salida oficial del rally, y es que el francés ha anunciado su retirada parcial ya que en 2013 solo correrá algunos rallys, sin disputar el título mundial.

Además, es el gran favorito para conquistar un rally que no tendrá consecuencias en un Mundial ya definido y despedirse, junto a su copiloto Daniel Elena, por todo lo alto. De nuevo, el rally catalán tendrá su base en Saloy será mixto, con tramos de asfalto, tierra y sobre ambas superficies.

La gran novedad, además de la salida desde Barcelona, en una plaza de la Catedral que estará imponente y con un recorrido por el centro de la capital catalana, será un tramo por el centro de Salou que hará las delicias de un público que siempre acude a la llamada de la prueba.

Tras el 'shakedown', calificación y salida del jueves, el viernes se llevarán a cabo los primeros tramos cronometrados, que arrancarán con una pasada por el tramo de tierra de Gandesa, la especial de Pesells sobre tierra en dos ocasiones, y otras dos pasadas por el tramo mixto de Terra Alta para completar 44 kilómetros contra el crono.

Después de una parada en el parque de asistencia en Port Aventura, en Salou, los pilotos volverán a disputar los tramos del bucle matinal a excepción de Gandesa y con la incorporación de una superespecial mixta por Salou a las 17.00 horas.

El sábado contará con todos los tramos de asfalto, en unas carreteras más parecidas a un circuito, y el plato fuerte del día será la especial de El Priorat, que con 45 kilómetros es la más larga del rally y a la cual se le darán dos pasadas.

El domingo comenzará con el tramo de Riudecanyes, de 16.35 kilómetros. En ambas pasadas los equipos están obligados a hacer una vuelta completa a una rotonda. Otro de los cambios de este año será el penúltimo tramo, Santa Marina de 26,51 kilómetros, que en esta ocasión será el Power Stage.

Al frente de la representación española estará un Dani Sordo que, al volante de un Mini de Prodrive WRC Team, intentará cerrar bien su campaña en un rally que conoce muy bien y que podría quitarle el mal sabor de boca que le dejará un Mundial en el que ha tenido mala suerte en forma de averías e incidencias.