¿Quiénes controlarán el tráfico en Madrid?

El Ayuntamiento de Madrid está decidido a cumplir su promesa de crear un cuerpo de agentes de movilidad, que se harán cargo de regular el tráfico en la capital. Pero, ¿quién realizará esa función? El Consistorio sopesa la posibilidad de que aquellos que suspendan las oposiciones a Policía Municipal puedan ocuparse de esta tarea.

En las pasadas elecciones, el candidato Alberto Ruiz-Gallardón, ahora alcalde de Madrid, prometió crear un cuerpo de agentes de movilidad urbana. Su misión era doble: regular el tráfico de la capital y liberar a la Policía Municipal de esas funciones y dedicarla en exclusiva a la seguridad ciudadana.

Esta promesa cuenta con importantes trabas administrativas y la necesidad de crear una nueva categoría de funcionarios. Por eso, se calcula que antes de un año no estará operativo este nuevo tipo de agentes.

Para acelerar esa implantación, el Consistorio baraja la posibilidad de que los primeros agentes encargados de esta labor sean interinos y aspirantes a la Policía Municipal que hayan suspendido el examen de acceso.

La oposición y los sindicatos, en contra
El concejal de Hacienda, Juan Bravo, asegura que la decisión no está tomada y que, de llevarse a cabo, deberían tener una formación específica y en ningún caso “tendrían puntos en la oposición" (a policía). Desde la Concejalía de Tráfico se asevera que no hay nada decidido, aunque “no parece que vayamos a decantar por esta opción".

La oposición se ha mostrado totalmente en contra de esta idea. “No se puede hacer. Si alguien se presenta a unas plazas no puede cubrir otras distintas", se señala desde el PSOE.

A los sindicatos, a su vez, tampoco les gusta la idea. Desde UPM (Unión de Policía Municipal) se sostiene que “es mejor que las plazas se den en propiedad, no sea que luego estén años de interinos".

Lavapiés se queja
Por otra parte, los vecinos de Lavapiés han manifestado sus quejas al Ayuntamiento por el caos circulatorio que sacude al barrio habitualmente. Según los residentes, la zona se ha convertido en un punto de carga y descarga habitual que provoca que el atasco sea continuo.