Pujol dará "todas las facilidades" para que Seat sea una marca deportiva

Ya tenía el visto bueno del grupo Volkswagen, pero ahora también cuenta con el apoyo incondicional de la Generalitat de Cataluña. El presidente catalán, Jordi Pujol, ha declarado que dará "todas las facilidades" a Seat para que ésta se convierta en una marca deportiva.

El nuevo presidente de Seat promete un "proyecto industrial" para la marca
El nuevo presidente de Seat promete un "proyecto industrial" para la marca

En la primera reunión del máximo responsable de la Generalitat y el futuro presidente de la automovilística española, Andreas Schleef, Seat ha conseguido carta blanca para convertirse en una marca deportiva. Con este objetivo, según Pujol, la administración catalana dará "todas las facilidades" al grupo Volkswagen, a la que dejará utilizar el Instituto de Investigación Aplicada del Automóvil, situado en Idiada, y el Laboratorio General de Ensayos de la Generalitat, en Bellaterra (Barcelona).

Eso sí, Pujol también pone condiciones: fabricar un nuevo prototipo y potenciar el centro de diseño de Martorell, además de una de sus más viejas reivindicaciones "que el nuevo presidente de Seat debe ser alguien que se juegue el tipo por Seat".

Por tanto, ha recordado a Schleef la importancia de residir habitualmente en Barcelona y dedicar más tiempo que su predecesor a gestionar la filial española.

También hablaron de dinero: conseguir que Seat sea una marca "deportiva" supondría una inversión de 180,30 millones de euros (30.000 millones de pesetas), una cantidad que le permitiría crecer en ventas al mismo ritmo que otra de las filiales del grupo como Skoda.

Los mejores vídeos