PSA Vigo confirma que la próxima semana se trabajará 'con normalidad' tras los problemas con el proveedor japonés

La planta de Vigo de PSA Peugeot Citroën trabajará la próxima semana con 'normalidad' en sus dos líneas de producción --la M1, que monta furgonetas, y la M2, que monta monovolúmenes-- debido al fin de las 'perturbaciones' en la producción ocasionadas por los problemas del proveedor japonés Hitachi.

Fuentes de la empresa han explicado a Europa Press que se ha confirmado la actividad 'en todos los turnos' y en todas las jornadas de la próxima semana en ambos sistemas --el sistema uno también trabajará el sábado 9 y la noche del domingo 10 de abril--.

Además, las mismas fuentes han explicado que tampoco se prevé que vayan a existir alteraciones en la producción de la siguiente semana --la que comienza el lunes 11 de abril--, por lo que también se trabajará con normalidad.

Así, la automovilística ha explicado que la línea telefónica de información a trabajadores queda suspendida. Durante la jornada del jueves y este viernes --de esta semana-- la planta ya está trabajando con normalidad, tras las paradas realizadas en días anteriores.

En cuanto a la situación de los proveedores japoneses de la planta de PSA Peugeot Citroën Vigo, fuentes sindicales han afirmado que la empresa 'sigue vigilando' cada uno de los casos.

Por otra parte, el turno de noche --del sistema 1, ya que el sistema dos no trabaja en horario nocturno-- tiene programado para los días 7 y 8 de abril el segundo módulo de formación SPP (Sistema de Producción PSA), con lo que se completaría la formación para la línea uno prevista en este año.

MAYO

La dirección de la empresa ha trasladado a los sindicatos esta información en el transcurso de una reunión en la que también les ha dado un avance de las previsiones de actividad para mayo, si bien, teniendo en cuenta que se realizó antes de los problemas que existen en Japón, se prevé que la estimación pueda sufrir modificaciones.

Según fuentes sindicales, la previsión inicial que se les ha trasladado incluye que el sistema uno trabajaría todas las jornadas --incluyendo cuatro sábados y tres domingos-- y que en el sistema dos habría dos días de parada. No obstante, fuentes sindicales recuerdan que, ya que este avance de programación se realizó antes de los problemas del país asiático, deberá confirmarse más adelante.