PSA Peugeot Citroen vende el 75 % de Gefco a los ferrocarriles rusos RZD

El grupo automovilístico francés PSA Peugeot Citroen anunció hoy negociaciones exclusivas para la venta del 75 % de Gefco a la compañía estatal rusa de ferrocarriles RZD por 800 millones de euros, una operación presentada como una forma de acelerar el desarrollo de esta filial logística.

La cesión estará precedida por el pago por parte de Gefco a PSA de un dividendo excepcional de 100 millones de euros, señaló el fabricante de coches en un comunicado en el que insistió que la sede social de la empresa logística seguirá en Francia.

También hizo hincapié en que el pacto de accionistas con JSC Rusian Railways (RZD) 'permitirá garantizar la protección de los intereses de las dos partes, así como la calidad de los servicios logísticos' que ofrece Gefco a PSA Peugeot Citroen.

El constructor automovilístico indicó que las negociaciones exclusivas pretenden establecer 'una alianza estratégica para acelerar el desarrollo de Gefco' gracias a los 'puntos fuertes' de RZD, una de las mayores compañías de Rusia con 1,2 millones de empleados con actividades en el transporte de mercancías, pasajeros y logística de contenedores con su filial Transcontainer.

El gigante estatal ruso, que el pasado año facturó 36.100 millones de euros con 4.500 millones de beneficios, tiene planes para crear 40 terminales logísticas de aquí a 2015 y construir 18 líneas ferroviarias para acceder a nuevas zonas industriales y yacimientos mineros.

Fuera de Rusia, su acción se centra en el desarrollo de corredores internacionales para 'ofrecer una red competitiva de transporte de mercancías en las rutas comerciales importantes como entre Asia y Europa', señaló PSA Peugeot Citroen.

Para la compañía francesa, esta operación debería permitir a Gefco diversificar sus actividades y contribuir a la progresión de sus ingresos para 'crear así un líder mundial de la logística industrial'.

En los últimos meses habían circulado rumores en Francia sobre una venta por PSA de alguna de sus filiales, y en particular de Gefco, para tratar de paliar su delicada situación financiera.