PSA asegura que el Estado francés no sustituirá en la gestión a la dirección

El presidente de PSA Peugeot Citroen, Philippe Varin, aseguró hoy que la entrada de un administrador nombrado por el Gobierno no implicará la sustitución de la dirección del fabricante automovilístico en la gestión de la empresa.

'El Estado no va a sustituir a la dirección del grupo', aseguró en una entrevista a la emisora de radio 'Europe 1' Varin, que esta tarde ha sido convocado por el ministro francés de la Reconstrucción Productiva, Arnaud Montebourg, junto a los representantes de los trabajadores de PSA en Francia.

Insistió en que es él quien está 'a las riendas' de la compañía, aunque también que 'los poderes públicos y el grupo tienen un interés común', al ser preguntado sobre si en realidad con el nuevo dispositivo de garantías del Estado francés no va a quedar bajo tutela del Gobierno.

El Estado francés va a garantizar 7.000 millones de euros para que el fabricante automovilístico pueda emitir obligaciones en los tres próximos años con las que dotar a su filial financiera, la encargada de ofrecer créditos a los clientes que les compran coches.

A cambio de esas garantías, se va a constituir un consejo de seguimiento con representantes de los poderes públicos y del fabricante que tendrá que dar su visto bueno a cualquier operación estratégica y el Estado y los trabajadores tendrán sendos miembro en el consejo de administración con derecho de voto.

Varin insistió en que el plan de reestructuración anunciado en julio, que prevé la supresión de 8.000 empleos en Francia y el cierre de la planta de Aulnay-sous-Bois, en la periferia norte de París, 'es necesario' y así lo ha confirmado un estudio oficial encargado por el Gobierno.

Montebourg, en cualquier caso, ha puesto el acento en las últimas semanas en que quiere que la reducción de la plantilla de PSA sea menor de la presentada en julio.

El presidente de la empresa trató de quitar hierro al pulso con el Ejecutivo señalando que la cita de esta tarde 'es una reunión y no una negociación'.

Por otro lado, se mostró confiado en que la Comisión Europea no desautorizará por motivos de competencia las garantías del Gobierno a su filial financiera, porque van a recibirlas para lanzar unas emisiones que se harán 'a tarifas de mercado' y por tanto no constituyen 'una ayuda estatal'.

Los mejores vídeos