Proyecto Pantera: la tecnología llega al taller

Ya era necesario en estos tiempos. El sector reparador ha decidido poner fin a la alarmante deficiencia que muestra en la utilización de nuevas tecnologías y se ha unido para remediarlo. Así nace el proyecto Pantera, un ambicioso plan que tratará de dotar a los talleres de las más modernas herramientas de comunicación

Los talleres niegan el uso de piezas usadas
Los talleres niegan el uso de piezas usadas

Al programa se han sumado las tres organizaciones más importantes del sector. La Federación Española de Empresarios Profesionales de Automoción (CONEPA), la Asociación Nacional de Comerciantes de Equipos, Recambios y Accesorios (ANCERA) y la Asociación Española de Equipos y Componentes para la Automoción (SERNAUTO). Juntas, han decidido poner en marcha el denominado proyecto Pantera. Se trata, ni más ni menos, de un plan de acción destinado a adaptar las nuevas tecnologías de la información al sector reparador.El programa nace con el objetivo de favorecer la competitividad del sector y mejorar la rentabilidad de unas empresas que, en los últimos años, han quedado anticuadas en sus métodos de trabajo. De hecho, el primer paso del proyecto consistirá en dotar a los talleres de ordenadores personales, equipos periféricos y acceso a Internet de banda anchapor ADSL.No obstante, no concluirán aquí las actuaciones. El proyecto Pantera intentará ofrecer a todos los talleres que se sumen a la iniciativa los recursos que les permitan mejorar en su actividad reparadora. Para ello, la consultora PricewaterhouseCoopers ultima ya un estudio para detectar las necesidades reales del sector. Lo presentará a mediados de diciembre.Aunque el proyecto no tiene asignado todavía un presupuesto fijo, Conepa, Ancera y Sernauto ya han establecido algunas de las acciones que servirán de punto de partida. Destaca, por ejemplo, la posibilidad de lanzar y consolidar la relación electrónica con las compañías de seguros mediante un sistema de gestión técnica o la introducción de sistemas que faciliten el acceso al mercado de recambios.El objetivo final del proyecto Pantera es que todo aquello que se incorpore a la red de talleres sea útil y beneficioso para la gestión del negocio. Para los impulsores de la iniciativa, “la mejor prueba del éxito sería que los sistemas y procedimientos que finalmente se implanten sean utilizados de forma habitual por los talleres en un futuro próximo".Según los primeros datos del estudio realizado por PricewaterhouseCoopers, las empresas reparadoras muestran una gran deficiencia en las nuevas tecnologías. Así, la encuesta revela que el 87,4 por ciento de los talleres tiene conexión a internet, cuando en Europa la media es del 95,5 por ciento. Por si fuera poco, de ellas sólo el 45,5 por ciento dispone de un sitio/página web. El informe, además, indica que sólo un 13 por ciento de los centros nacionales cuenta con sistemas informáticos para la gestión de pedidos, una cifra que en Europa crece hasta el 35 por ciento.