Protestas de los trabajadores sindicados de Daewoo Motor

Casi 6.500 empleados pertenecientes al sindicato de empresa realizaron una huelga de cuatro horas en la planta principal de Daewoo, situada en Bupyong. Este paro de media jornada podría causar pérdidas valoradas en un millón de dólares.

El objetivo de la inactividad era protestar por los planes de despido que la Dirección de la compañía ha puesto en marcha, ha comentado el portavoz del sindicato, Choi Jong-hank. Además, ha asegurado que en próximas reuniones se determinará la viabilidad de futuras huelgas.
Por su parte, el portavoz de Daewoo Motor, Lee Chang-won, ha declarado que el plan de despidos como parte de la reestructuración es algo que debería ser discutido por ambas partes, no una excusa para la interrupción del trabajo. También indicó que tratarían de forma muy seria este asunto y que la compañía ha optado por tomar medidas contra los huelguistas.
El fabricante coreano de automóviles fue a la bancarrota en noviembre con una deuda estimada en unos dos billones de pesetas. Fue entonces cuando el sindicato de empresa aceptó los despidos como parte de la reorganización global de la compañía, con la condición de que la Dirección consultaría primero con los afiliados.
Sin embargo, en diciembre los planes para despedir a 5.498 trabajadores fueron anunciados por la Dirección de Daewoo de forma unilateral, con el fin de mejorar los términos de la posible venta de la empresa a General Motors, que se ha mostrado reacia a proseguir con las negociaciones sin despidos previos.
Después de la baja voluntaria de 2.074 empleados, los acreedores han anunciado 2.794 despidos más (el 22 por ciento del total de trabajadores), que se harán efectivos antes del 16 de febrero.

Los mejores vídeos