Protestan en la DGT de Pamplona por la dispersión de presos de ETA

El movimiento Herrira, de apoyo a los presos de ETA, ha realizado hoy, en la sede de la Dirección General de Tráfico (DGT) en Pamplona, una protesta contra la dispersión que se aplica a este colectivo.

Para Herrira, esta política penitenciaria debe terminar entre otros motivos porque los familiares de estos presos se ven obligados cada fin de semana desde hace más de 20 años a viajar cientos de kilómetros para poder visitarles durante 40 minutos, lo que en este tiempo ha conllevado 400 accidentes de tráfico en los que han muerto 16 personas y varias decenas han resultado heridas.

En este sentido, Sergio Labayen, de Herrira, precisa en un comunicado que en lo que va de 2012 ha habido ya ocho accidentes en estos desplazamientos, tres de ellos graves, y por eso reclama que 'dejen de aplicar medidas de excepción' a los presos de ETA, 'que los traigan a Euskal Herria y que terminen ya con esta sangría de familiares en las carreteras'.

'Mantener esta ruleta rusa es una irresponsabilidad, ya que puede provocar víctimas en cualquier momento', denuncia, y afirma que esta política penitenciaria es un 'durísimo castigo' a las familias de los reclusos.