Primer juicio contra Firestone

Los juicios contra Firestone no han hecho más que empezar. Expertos en neumáticos debaten si una tira de nylon podría o no haber evitado la separación de la banda de rodadura de tantas decenas de neumáticos.

A comienzos de esta semana ha empezado uno de los primeros juicios que enfrentan a Firestone con perjudicados por las irregularidades en sus neumáticos.

Según Robert Ochs, un empleado de Michelin, los neumáticos podrían haber fallado menos, si se les hubiera añadido una banda de nylon. El problema de los neumáticos radicaba en que se despegaba la banda de rodadura, algo evitable, según este experto, con dicha banda de nylon.

De hecho, el jefe del departamento de Calidad de Firestone comprobó que unos neumáticos similares con la banda de nylon eran un 50 por ciento más resistentes a la separación de la banda de rodamiento en marzo de 1999. Pero, cuatro meses antes, David Laube, ejecutivo de Ventas de Firestone, había optado por no poner esa banda de nylon. Esto es precisamente lo que han denunciado los defensores de los perjudicados. Si Firestone sabía que esta banda podría reducir el riesgo de accidente y no la utilizó, es algo muy grave.

Ochs ha sido llamado a declarar por los abogados de Marisa Rodríguez, una mujer que quedó inválida tras un accidente de coche, presumiblemente ocurrido como consecuencia de un fallo en los neumáticos de Firestone.