Primer juicio contra Chrysler por vender "lemon cars" en Estados Unidos

Un grupo de compradores de coches ha demandado a Chrysler por arreglar y vender vehículos previamente devueltos por usuarios descontentos.

Estos vehículos, conocidos como "lemon cars", son automóviles con averías que el fabricante recompra a su cliente y revende una vez solventada la avería. Esta práctica es común en Estados Unidos, siempre y cuando la marca informe al vendedor de la avería subsanada en el vehículo y éste se lo comunique al futuro propietario.
La denuncia del grupo de compradores nace del descubrimiento de unos documentos que demuestran que Chrysler había revendido cerca de 41.000 de estos "lemon cars" durante los últimos años sin informar a los consumidores lo que estaban comprando. Para Doug Abrans, el principal abogado de la acusación van más allá: "estas prácticas son normales en Chrysler". Los querellantes se quejan de que no recibieron aviso de que sus vehículos eran "lemon cars".
Todos los estados de los Estados Unidos tienen leyes sobre este tipo de vehículos y todos excepto tres obligan a que los compradores sean informados de que su automóvil ha sido recomprado anteriormente por la empresa a causa de una avería.
En los Estados Unidos los fabricantes recompran cerca de 100.000 automóviles al año de los que suelen vender el 95 por ciento.

Los mejores vídeos