(Previa) Loeb quiere acabar con la presión de Ogier

Los pilotos franceses Sébastien Loeb y Sébastien Ogier, de Citroën, llevarán su duelo por el título en el Mundial de Rallys a las pistas de tierra de Australia, escenario de la décima prueba de un certamen para el que ambos se han quedado como los únicos favoritos.

El finlandés Mikko Hirvonen se impuso en la cita inaugural del campeonato en Suecia, dando el primer triunfo a Ford, que esperaba volver a pelear por el entorchado con el potente equipo de Citroën, pero desde ahí, la escudería francesa no ha dado opciones y se ha hecho con los ocho siguientes éxitos.

Además, estos se han repartido de forma equitativa entre 'Seb' (México, Italia, Argentina y Finlandia) y su compañero (Portugal, Jordania, Grecia y Alemania), que tras ganar en la prueba alemana se ha convertido en una seria amenaza para el siete veces campeón del mundo, que cuenta con una ventaja de 25 puntos sobre Ogier, a falta de cuatro citas.

En esta ocasión, éste partirá con la ventaja inicial de salir por detrás del piloto alsaciano, por lo que se beneficiará de no tener que abrir pista y de encontrarse un camino más 'limpio'. Igualmente, se ha prohibido a los pilotos entrenar sobre el recorrido, por lo que todo es una incógnita.

'No conocemos estas especiales, pero el tiempo se prevé bastante seco y espero perder mucho tiempo el primer día, aunque hemos demostrado también que podemos ganar a pesar de este problema y buscaremos sumar el máximo de puntos. Nuestra ventaja en el campeonato nos permite evitar todos los riesgos', ha advertido Loeb.

De todos modos, los Ford tratarán de poner fin a su sequía en un escenario donde han ganado en las dos últimas ediciones, en 2006 y 2009, donde el triunfador fue Hirvonen, en el último caso por una infracción de Loeb debido al tamaño irregular de unas barras de seguridad de los Citroën, que privó al francés de la victoria.

El que no peleará por el podio será el español Dani Sordo, que tras participar en las dos anteriores citas, en Finlandia y Alemania, descansará hasta el Rally de Francia con el buen sabor de boca del tercer puesto conquistado en el asfalto germano.

El itinerario del Rally de Australia contará de 26 especiales que cubrirán 369 kilómetros cronometrados, visitando las regiones de Nambucca, Bellingen, Coffs Harbour y Clarence Valley, mientras que se celebrará una superespecial en el puerto de Coffs Harbour durante las jornadas del jueves, viernes y sábado por la noche.

La prueba, que se ausentó el año pasado del calendario, se presenta remozada y contará con una mezcla de pistas rápidas y pistas en los bosques tropicales de caminos públicos, aunque la Súper Especial se disputará completamente sobre asfalto.