Preocupación por el aumento de robos de vehículos

Cada día 426 automóviles -sobre todo, de lujo- desaparecen en nuestro país. El número de bandas internacionales organizadas que cometen estos delitos se ha multiplicado en los últimos años, debido a la facilidad que encuentran a la hora de efectuar el robo (poco castigado, por otra parte). Una situación a la que las autoridades han decidido hacer frente.

Preocupación por el aumento de robos de vehículos
Preocupación por el aumento de robos de vehículos

Un total de 155.698 vehículos fueron robados durante el pasado año en España, lo que supone un incremento del 10 por ciento respecto al número de hurtos registrados en 2000. Hasta 426 coches desaparecen cada día en nuestro país, según las estadísticas.

Las cifras han comenzado ya a alarmar a las autoridades y a las compañías de seguros, a pesar de que la Policía y la Guardia Civil han logrado recuperar tres de cada cuatro coches robados, el 72, 5 por ciento. Entre los vehículos desaparecidos destaca, ante todo, la gran cantidad de modelos considerados de gama alta o de lujo, que se están convirtiendo en la pieza más codiciada del mercado ilegal de automóviles por su facilidad de venta.

La gran preocupación de las autoridades se ha centrado en el aumento de mafias de países del este de Europa, que operan bajo redes internacionales de tráfico de vehículos. Según las estadísticas del Ministerio del Interior, en pocos años se han desarticulado en España más de 30 redes dedicadas a la venta ilegal de automóviles.

El principal motivo por el que ha aumentando tanto este negocio ilegal se encuentra en la relativa facilidad con la que se puede cometer el delito y en el poco castigo que conlleva. El "modus operandi" de estas redes es bastante sencillo: Una serie de informadores vigilan para detectar cuál es el mejor momento para realizar el hurto. Una vez obtenidos los datos, un ladrón se encarga de robar el vehículo y lo traslada hasta un almacén donde se "maquilla" (se cambia el número de matrícula y bastidor). Otra persona lo desplaza posteriormente hacia un país extranjero, con lo que, en poco más de 24 horas, el automóvil está fuera de nuestras fronteras, generalmente en naciones del este de Europa o del norte de África.

Madrid, la Costa del Sol y Barcelona (donde más ha aumentado el número de hurtos en el primer semestre de 2002) son los lugares donde más robos de vehículos se producen.

Soluciones al problema
Entre las principales medidas propuestas para solucionar el problema se está barajando la posibilidad de incrementar el número de agentes dedicados a combatir el tráfico ilegal de vehículos, la producción de coches más seguros por parte de los fabricantes y la adopción de castigos más severos contra los autores de este tipo de delitos.

El Gobierno también ha emplazado a las estaciones de Inspección Técnica de Vehículos (ITV) a que informen a la policía de cualquier situación anómala que detecten durante las revisiones, tanto en la documentación como en los números de bastidor de los automóviles.

Además, el ex-ministro de Interior, Mariano Rajoy, informó recientemente en el Senado que se "intensificaría el control en las comisarias portuguesas y francesas y en los puertos de Málaga, Algeciras y Almería", por considerarse puntos de partida de los vehículos hacia el mercado ilegal exterior.

Si quieres saber más sobre robos de coches, no te pierdas este

Untitled Document

reportaje.