PP llama antidemocrático a Mas, que pide educación hacia la sociedad catalana

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha tildado hoy la actitud de Artur Mas de 'peligrosa' porque está 'en contra de la democracia' al buscar un referendo ilegal, lo que ha llevado al líder de CiU a pedir a los populares que se dirijan 'con educación a la sociedad catalana'.

El pulso entre populares y nacionalistas ha vuelto a polarizar la campaña catalana, que ha visto cómo en su quinta jornada el PP ha reforzado su despliegue en Cataluña para arropar a su candidata a la Generalitat, Alicia Sánchez-Camacho.

Además de Cospedal, han coincidido hoy en diversos actos oficiales y del PP en Cataluña la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, el ministro José Manuel García-Margallo y otros dirigentes populares como Javier Arenas y Esperanza Aguirre.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha advertido de que España tiene que afrontar la crisis con 'unión' y 'sin fisuras', ya que de lo contrario se puede perpetuar o retrasar la salida de la recesión.

'La ruptura nunca es una solución', ha afirmado Santamaría durante la clausura en Barcelona del XV Congreso Nacional de la Empresa Familiar.

En una visita a un centro de discapacitados de Lleida junto a la candidata del PPC a la Generalitat, la número dos del PP, María Dolores de Cospedal, ha presentado al presidente catalán como un 'radical' que no se presta al entendimiento, y ha avisado de que, 'al creer que está por encima de la ley' fomenta que se piense que 'todos pueden saltarse la ley'.

Cospedal ha acusado a Mas de querer llevar a Cataluña 'al borde del abismo': 'Si actúa en contra de la ley estará haciendo lo peor que puede hacer un gobernante, que es creer que está por encima de la ley, porque al trasladar esa idea está diciendo que todos pueden saltarse la ley, y eso es el fin, no de una comunidad, sino de un país, de una nación, de un Estado y de todo'.

Por su parte, el vicesecretario de Política Autonómica y Local del PP, Javier Arenas, ha alertado de que CiU 'no ha medido bien el riesgo' de su programa independentista en unas elecciones que ha calificado de 'cruciales'.

Mientras que Arenas ha visitado La Hermandad de la Virgen de Gracia de Sabadell (Barcelona), el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha asegurado en un acto con empresarios en Cerdanyola (Barcelona) que la independencia de Cataluña contra el ordenamiento jurídico sentaría un 'precedente de incalculables consecuencias' para el conjunto de la Unión Europea.

Por su parte, el candidato de CiU a la reelección, Artur Mas, ha lamentado que los dirigentes del PP desaprovechen sus visitas a Cataluña para dirigirse 'con educación a la sociedad catalana'.

En una rueda de prensa, Mas ha ironizado que cada día recibe 'una caricia nueva' del PP, ante lo que ha apelado a los populares para que 'bajen los decibelios de sus provocaciones'.

Asimismo, ha destacado que el éxito de CiU en las urnas el próximo 25N se medirá principalmente por la distancia que su formación obtenga respecto del segundo partido (PSC), 'más allá de si las mayorías son absolutas o no'.

Por su parte, el candidato del PSC a la Generalitat, Pere Navarro, ha pedido a García-Margallo que facilite una consulta de autodeterminación en Cataluña que sea 'legal, acordada' y en la que los catalanes tengan 'seguridad política y jurídica'.

El candidato de ICV-EUiA, Joan Herrera, ha alertado por su lado que votar a CiU es un 'pack' que incluye, además del debate soberanista, recortes y 'menosprecio' al sufrimiento social, y ha llamado a vencer la 'resignación' en la huelga general del 14N, en un acto en el que ha contado con la participación de la portavoz de Compromís en las cortes valencianas, Mònica Oltra.

El líder de ERC, Oriol Junqueras, ha expresado su preocupación ante la posibilidad de que CiU quiera privatizar la gestión del Hospital Clínico de Barcelona después del 25N.

Asimismo, el candidato de Solidaritat, Alfons López Tena, ha emplazado a perder el miedo ante 'las amenazas y las plagas que anuncia el PP sobre una futura Cataluña independiente', mientras que el líder de Ciutadans, Albert Rivera, ha hecho campaña en Nou Barris, uno de los distritos barceloneses más afectados por los desahucios y donde, a su juicio, se produce el 'verdadero expolio, mientras otros se llevan el 3% de obras públicas'.