Porsche anuncia un plan de reducción de costes

Ni siquiera 1.000 millones de beneficio son suficientes para hacer frente a la crisis de la industria automovilística alemana. Porsche, considerada la marca más rentable del sector, ha decidido poner también en marcha un programa para reducir los costes de producción. La firma de lujo no descarta tampoco despidos, aunque, de momento, no los habrá.

Porsche 911 GT2
Porsche 911 GT2

Los trabajadores de la planta de Opel en Bochum han decidido, finalmente, acabar con el paro laboral que mantenía paralizada la producción de General Motors en Alemania, Bélgica y Reino Unido desde hace ya seis días. El 65 por ciento de los empleados de la factoría se han mostrado a favor de reemprender la actividad y reiniciar las negociaciones. La protesta había sido calificada de ilegal, incluso por el potente sindicato germano IG Metall, y fuente de duras críticas emitidas desde el Gobierno del canciller Schoeder. La noticia la ha adelantado hoy en primicia el diario alemán Financial Times Deutschland, y, aunque extraña su protagonista, ya no sorprende a nadie. No en estos momentos. Porsche, considerada por los expertos del sector como la marca más rentable del planeta, activará pronto un plan para reducir sus costes de producción, tal y como ha confirmado en una entrevista su propio presidente, Wendelin Wiedeking.El máximo responsable de Porsche justifica su decisión en el próximo vencimiento del seguro de cambio que la marca tiene para cubrir los riesgos en los mercados de divisas. “A largo plazo, uno debe aprender a vivir con un tipo de cambio desfavorable del dólar. No podemos engañarnos, debemos tener una respuesta estratégica a las variaciones de divisas", señala Wiedeking. Esa respuesta podría afectar incluso a la plantilla en los próximos meses, como ha dejado entrever el directivo alemán.Sobre los posibles cambios que introducirá Porsche en la producción, el presidente ha asegurado que, actualmente, mantiene conversaciones con la plantilla para eliminar un descanso de cinco minutos cada hora en sus plantas del estado de Bade-Wurtemberg. Además, los empleados que en estos momentos dejan la empresa por finalización de contrato no están siendo reemplazados.La estrategia, sin embargo, contrasta con los buenos resultado obtenidos por Porsche. En su último ejercicio fiscal (septiembre-agosto), la marca germana ha superado, por primera vez en su historia, los 1.000 millones de euros de beneficio, mientras que su facturación ha aumentado un 14 por ciento más, hasta alcanzar los más de 6.300 millones.Estas magníficas cifras han llevado a Porsche a premiar con una prima de 3.000 euros a todos sus trabajadores a tiempo completo. Curiosas contradicciones.

Los mejores vídeos