Policía Foral da por terminada la primera operación salida, con tres heridos graves y seis leves

La Policía Foral ha dado por terminada este domingo a la noche la primera operación salida del verano, que ha acabado con nueve heridos, tres de ellos graves, en cinco accidentes de circulación. En total, los agentes de este cuerpo policial han atendido 22 accidentes viales de diversa consideración.

Uno de los heridos graves tuvo que ser desatrapado de la furgoneta en la que viajaba, tras sufrir el viernes una colisión con un turismo, en el pk. 7,8 de la carretera NA-132-A (Estella-Vitoria), en el término de Labeaga. La víctima fue trasladada con politraumatismos al Hospital García Orcoyen de Estella, según ha informado el Gobierno de Navarra en un comunicado.

El sábado, el conductor de una furgoneta sufrió heridas muy graves tras salirse su vehículo de la vía y chocar contra un pilar, en la Autopista de Navarra (AP-15), a la altura del peaje de Zuasti. La víctima tuvo que ser desatrapada por efectivos de Bomberos, tras lo que fue trasladada al Complejo Hospitalario de Navarra.

La Policía Foral también ha atendido la colisión de un vehículo contra la fachada del ayuntamiento de Murillo del Cuende, en el que una mujer resultó herida grave al sufrir un fuerte traumatismo en la cabeza. Los agentes imputaron un delito contra la seguridad vial al otro ocupante del coche, que conducía el turismo y presentaba síntomas de embriaguez.

Durante la operación salida, también se han registrado otros accidentes con heridos leves. La madrugada del sábado, a las 3.49 horas, dos personas fueron trasladadas al centro de salud Alsasua, tras una salida de vía en la Autovía del Norte (A-1), en el término de dicha localidad.

A las 22.32 horas de ese mismo día, los agentes atendieron otra salida de vía de un vehículo en las cercanías de Caparroso, en la que tres personas resultaron heridas leves.

El domingo por la tarde, a las 18.29 horas, una persona sufrió lesiones sin gravedad al verse involucrado el vehículo en el que viajaba en un accidente con otro automóvil, en la Autopista de Navarra (AP-15), en la salida hacia Beriáin.

Un total 166 agentes de la Policía Foral han participado en esta primera operación salida del verano, que dio comienzo el viernes, 29 de junio, y que se ha dado por concluida el domingo a las 21 horas.

Con este dispositivo la Policía Foral pretende reducir la siniestralidad en las carreteras de la Comunidad Foral mediante el aumento del control policial en las vías de gran capacidad, para lo que han realizado una campaña preventiva de control de velocidad y de alcoholemia en las principales carreteras de destino vacacional.