Polémicas en torno al trazado de la M-50

Se trata de una vía fundamental para solucionar muchos de los problemas de circulación de la comunidad de Madrid. Sin embargo, el trazado de la M-50 (que ya está en construcción) no parece terminar de gustar a todo el mundo.

Nunca llueve a gusto de todos y, si no, que se lo pregunten a los vecinos de la población de Rivas (Madrid) y a los responsables del trazado de la M-50.No se trata de la primera modificación que se realiza en el recorrido de esta vía de circunvalación que recorrerá la zona sur de la comunidad de Madrid y, sin embargo, el trazado no termina de adaptarse a las necesidades de todos los ciudadanos.Los últimos problemas han surgido en Rivas, donde, a pesar de las peticiones de los vecinos, la nueva vía no cuenta con ningún enlace.El Ayuntamiento de la localidad madrileña solicitó a Fomento que replantease el trazado de la M-50 para que pasase por Rivas, ya que se espera que en un futuro próximo la ciudad cuente con una población de unas 100.000 personas, con los consiguientes problemas circulatorios.Sin embargo, la “nueva" vía pasará a 350 metros de Rivas y ésta no tendrá ningún enlace a aquella. A este aparente sin sentido se suma que la M-50 atravesará un terreno que el Ayuntamiento de Rivas pretendía utilizar como moneda de cambio con el Consistorio de Madrid. Al parecer, la urbanización Covisint (4.000 vecinos) está a tan sólo una calle de Rivas, pero pertenece al barrio de Vicálvaro (Madrid), que está a siete kilómetros. Desde Rivas, se pretendía “cambiar" un terreno determinado por ese barrio. Ahora, ese terreno no servirá de casi nada.

Desde el Ayuntamiento de Rivas ya se han anunciado movilizaciones contra el nuevo trazado, tal y como publica El País en su edición de hoy.

Los mejores vídeos