Pocas bajas voluntarias en Seat

Un total de 170 trabajadores de Seat, en su gran mayoría jóvenes, se han acogido a las bajas y excedencias voluntarias que planteó la compañía para reducir los 1.346 despidos previstos en el Expediente de Regulación de Empleo (ERE).

Según los representantes de los trabajadores, se espera que un máximo de 300 empleados se sumen finalmente a estas medidas, cuyo plazo de inscripción finaliza el próximo viernes 2 de diciembre.De los momentáneos 170 apuntados a este plan, 80 trabajadores corresponden a excedencias de entre dos y cinco años; otros tantos, a bajas definitivas y 10 más, a bajas parciales. Al mismo tiempo, el plazo de negociación del ERE termina el próximo domingo 4 de diciembre, aunque, entre medias, están previstas varias reuniones entre Dirección y sindicatos y una huelga de 24 horas en las fábricas de Martorell y Zona Franca. El acto central de este paro será una manifestación mañana jueves en Barcelona, donde está prevista la lectura de un manifiesto unitario de los convocantes: UGT, CCOO y CGT. En la última reunión entre Dirección y sindicatos, Seat se ha negado de nuevo a retirar el ERE y también a alargar el período de consultas sobre el mismo, como reclaman los sindicatos para poder negociar con menos presión. Al mismo tiempo, las centrales sindicales con presencia en Seat están preparando un informe sobre la situación de la compañía y las necesidades de mano de obra para contrarrestar la información facilitada por la empresa en el ERE. Según estas fuentes, en virtud de las previsiones de producción de 2006 y 2007, el ERE “queda anulado", pues “necesitaremos gente" en ambos ejercicios para hacer frente a la fabricación de vehículos esperada. Por otra parte, la Dirección de Seat mantiene su intención de parar dos líneas de producción de Martorell los días 5, 7 y 9 de diciembre para cumplir con la fabricación prevista de 390.000 unidades para 2005.Seat no es, sin embargo, la única empresa automovilística en España que afronta un ERE. En la planta de Ford en Almussafes también se ha anunciado un expediente de regulación de prejubilaciones que afectará a 110 técnicos administrativos. El comité de empresa de la factoría ha rechazado esta iniciativa alegando que, con esta medida, se está pagando “la situación en Estados Unidos" y que sólo se trata de reducir plantilla.