Pininfarina diseñará más y construirá menos

La prestigiosa carrocera italiana Pininfarina ha decidido dar un golpe de timón a sus actividades industriales. A partir de ahora, reducirá notablemente sus trabajos de construcción de chasis y carrocerías. La idea es ensamblar más coches de lujo y mejorar su trabajo de ingeniería.

El centro de Estudio e Investigación de Pininfarina invertirá 2.160 millones de pesetas en doblar su trabajo. También incrementará su plantilla, que pasará de 220 a 350 empleados. La mayoría de ellos llegará de la división industrial, la encargada de construir los exquisitos diseños que Pininfarina produce para marcas como Peugeot, Citroën y, por supuesto, Ferrari.

Para finales de 2002, el centro de diseño contará ya con 500 empleados. Allí se acelerará al máximo el trabajo en nuevas estéticas, haciendo siempre hincapié en la cuidada aerodinámica, clave del trabajo de Pininfarina.

Durante el último año, el estudio de ingeniería y diseño generó unos ingresos de 10.000 millones de pesetas, el ocho por ciento de lo que ingresó el grupo. La idea es que esa aportación suba al 11 por ciento, lo que supondría unos 13.300 millones de pesetas este año. Para finales de 2002 quieren que sean unos 23.300, el 15 por ciento del total.

Al aumentar el trabajo del estudio de ingeniería, se reduce el servicio de diseño Los talleres sólo conservarán los recursos de ingeniería que precisen para los coches en construcción.

Al mismo tiempo, las factorías de montaje verán cómo se reducen sus plantillas. 500 obreros saldrán de ellas en 2001, aunque 200 entrarán a trabajar en su lugar. La compañía dice que serán más jóvenes y estarán mejor preparados.

Lo que pretende Pininfarina con estos cambios es aliviar trabajo de sus cadenas de montaje a fin de destinar más recursos a los vehículos de lujo.

De hecho, la reducción del número de unidades ya es un hecho. En el primer semestre del año, los coches montados fueron 24.964, 3.309 menos que en el mismo periodo del año anterior. Aun así, centrado en coches caros, Pininfarina ha logrado mejorar sus beneficios. Durante este primer semestre, el grupo ganó casi 1.128 millones de pesetas, muy por encima de los 730 que había ganado limpios en el mismo primer semestre de 2000.