Peugeot WRC quiere revalidar sus coronas

Con hambre. Así se ha presentado el equipo Peugeot de rallies, que llega dispuesto a revalidar los títulos de campeón del mundo que logró el año pasado, tanto por marcas, como por pilotos, con el triunfo de Marcus Gronholm.

El finlandés será el líder de una formación sólida que cuenta con un coche altamente competitivo, como quedó claro el año pasado. Junto al campeón, Peugeot alineará a Gilles Panizzi, superviviente de la temporada 2000, y sus nuevos fichajes, Dider Auriol y Harri Rovanpera, rescatados del naufragio de Seat.
Gronholm y Auriol serán los únicos que corran en todos los rallies del calendario, mientras que los otros dos pilotos se reservarán para pruebas concretas. Sobre todo Panizzi, que se ha especializado en las carreras sobre asfalto de Europa.
Para Corrado Provera, responsable de la escudería, el equipo está listo para triunfar y esperando que llegue la primera especial del año. El coche, 206 WRC, también está terminado y, según los técnicos galos, competirá a un nivel incluso mejor que el del año pasado.
No habrán de esperar mucho. El próximo fin de semana llega el Rally de Montecarlo, primera prueba del año. Allí, hace 12 meses, los coches de Peugeot fueron la risión después de quedarse tirados en el parque cerrado con problemas de congelación en el motor de arranque. Espoleados por aquella vergüenza, los del león hicieron sin duda su mejor temporada..

Los mejores vídeos