Peugeot incrementa sus ventas mundiales un 5,4 por ciento

La marca francesa ha matriculado 1.001.000 turismos y vehículos comerciales durante el primer semestre del año, lo que representa una subida del 5,4 por ciento en sus ventas mundiales.

Peugeot ya ha conseguido el 51 por ciento de su objetivo de ventas marcado para 2002 (1.950.000 unidades, un 3 por ciento más que en 2001), al comercializar 1.001.000 vehículos en todo el mundo a lo largo de los seis primeros meses del año.

Estos resultados permitirán al fabricante consolidar, a finales de 2002, un crecimiento del 60 por ciento en los últimos cinco años.

En Europa (Unión Europea, Noruega y Suiza), donde la marca gala ha matriculado 774.800 vehículos, las ventas han experimentado una subida del 3,1 por ciento en el primer semestre.

Los resultados en el mercado español, sin embargo, no son tan optimistas: se han comercializado 76.398 unidades, cifra que ha supuesto una caída del 6,7 por ciento, aunque la cuota de mercado ha pasado del 10,6 al 10,9 por ciento.

A pesar del descenso registrado, Bernd Schantz, director general de Peugeot España, ha asegurado que el mercado automovilístico en nuestro país está aún lejos de la saturación y debería continuar su incremento de ventas en los próximos años.

Uno de los factores que favorecerán esta evolución alcista, según el responsable de la filial española de Peugeot, es la tasa de motorización (coches por ciudadano) o multimotorización (varios coches por familia) que existe en nuestro país: a pesar de que ha subido en los últimos años, aún tiene un fuerte potencial.

Además, la antigüedad del parque de vehículos en España tiene una media de nueve años (frente a los cinco de la mayoría de los países occidentales), lo que provocará que el mercado evolucione. Asimismo, según Schantz, se produce un mayor alejamiento entre el cliente y la marca cuanto mayor es la vida de un coche. Esta "falta de fidelidad" del conductor español a un fabricante también favorecerá un incremento en las ventas.

El director general de Peugeot España ha aludido a la necesidad de renovación del parque móvil "por cuestiones medioambientales y de seguridad". Este rejuvenecimiento debería ser impulsado, en opinión de Schantz, por los poderes públicos, que tendrían que adoptar medidas para aumentar la dotación de ayudas del próximo Plan Prever y para reducir la antigüedad en la titularidad.

El Grupo PSA (formado por Citroën y Peugeot) realiza más del 16 por ciento de sus ventas en España, como explicó Schantz, país que representa el 10 por ciento de las matriculaciones de la marca del león en todo el mundo. En 2002, el objetivo del constructor francés será convertirse en la firma más vendida entre los particulares en España, en detrimento de las ventas a las empresas de alquiler, una actividad que Peugeot ha reducido intencionadamente.

En lo que respecta a la producción, el director general de la firma francesa en España anunció que el Grupo PSA ha fabricado el 25 por ciento de sus vehículos en las plantas de Vigo y Villaverde (Madrid). Aunque la última no manufactura modelos Peugeot en este momento, Schantz anunció que la fábrica madrileña volverá a producir estos coches en un plazo no superior a cinco años.

Por otra parte, el responsable de la filial del constructor galo afirmó que la posición del Gobierno español ante la reforma de la distribución de vehículos propuesta por el comisario europeo de la Competencia, Mario Monti, ha sido "moderada, reflexionada y argumentada". En su opinión, Monti "ha convertido la bajada del precio a los consumidores en su caballo de batalla y no estoy convencido de que los métodos utilizados sean los más adecuados, los mejor adaptados, para llegar a ese propósito".