Peugeot, Citroën y Renault estudiarán el comportamiento de los conductores

Los tres constructores galos unen sus fuerzas para reducir las 8.000 muertes anuales en las carreteras francesas.

El Grupo PSA (Peugeot y Citroën) y Renault van a unir sus fuerzas con un objetivo muy claro: reducir el número de accidentes de tráfico en las carreras francesas. Para ello, las firmas automovilísticas han creado una institución dedicada al estudio del comportamiento de los conductores. El proyecto tiene un presupuesto inicial de dos millones de euros (334 millones de pesetas) y será dirigido desde el Laboratorio de Estudio de Accidentes y Biomecánica (LAB), propiedad de estas empresas automovilísticas. El LAB lleva operando 30 años y el nuevo proyecto seguirá algunas de sus directrices principales: utilización de métodos científicos, como es la observación sobre el terreno de situaciones reales para analizar las causas de los siniestros y buscar las posibles soluciones a éstos. Los representantes de las marcas que presentaron el proyecto recientemente en París anunciaron que los estudios se realizarán con la cooperación de otras organizaciones especializadas en el tema, tales como institutos científicos, médicos, de transportes y de seguridad vial.