Persecución temeraria en Córdoba

Un hombre de 36 años ha sido detenido en Córdoba por conducir a más de 200 kilómetros por hora y bajo los efectos de las drogas desde el pueblo sevillano de Pilas. En Vitoria, un camionero ha sido multado por conducir 28 horas seguidas.

Récord de infracciones: pierde 21 puntos
Récord de infracciones: pierde 21 puntos

Un hombre de 36 años ha sido detenidoen la madrugada del jueves, 1 de noviembre, en las inmediaciones de Córdoba por conducir a más de 200 kilómetros por hora y bajo los efectos de las drogas desde el pueblo sevillano de Pilas, situado a 183 kilómetros de distancia y donde estuvo a punto de atropellar a un agente de la Guardia Civil. A este individuo, que ha sido identificado como J.A.R.N., la Guardia Civil le imputa sendos delitos de desobediencia grave, atentado a agente de la autoridad y conducción temeraria, según ha informado un portavoz del Instituto Armado.

Los hechos comenzaron a las 4.30 horas de la madrugada, cuando una pareja de la Guardia Civil dio el alto, a la altura de la localidad de Pilas, a un vehículo de gran cilindrada cuyo conductor se dio a la fuga y estuvo a punto de atropellar a uno de los agentes, que tuvo que tirarse al suelo para evitarlo.

La Guardia Civil montó entonces un dispositivo para interceptar a esta persona, que en principio se dirigía a la capital hispalense a más de 200 kilómetros por hora, y avisó de los hechos a la Policía Local de Sevilla y al Cuerpo Nacional de Policía, que colaboraron en la detención.

Varios vehículos policiales fueron golpeados durante la persecución, en la que el detenido dio muestras en todo momento de circular con "temeridad manifiesta" y en la que el máximo objetivo de las fuerzas de seguridad, finalmente conseguido, fue evitar que este hombre provocara un accidente de tráfico.

A las 5.35 horas, el coche se detuvo en un control que la Guardia Civil y la Policía Nacional habían montado para su interceptación en la N-IV, a sólo siete kilómetros de Córdoba, y su conductor fue arrestado por la Policía Local de Sevilla, que lo seguía desde la capital hispalense, tras más de una hora de intensa persecución.

La Guardia Civil de Córdoba se ha hecho cargo de las diligencias y ha constatado que el detenido había consumido drogas. En Álava, la Ertzaintza ha sancionado con 4.600 euros de multa a un camionero que llevaba conduciendo más de veintiocho horas seguidas con una única parada de hora y media.

Según informó la Policía vasca, hacia la 01.30 de la madrugada del martes, en el kilómetro 350 de la N-1, en sentido Madrid y dentro del término municipal de Vitoria, fue detenido un camión en un control rutinario.

Loa agentes requirieron al conductor el tacógrafo del vehículo y comprobaron que llevaba más de 28 horas circulando, con una única parada.

El camión había salido a las 21 horas del pasado domingo de las cercanías de Frankfurt (Alemania) y se dirigía a Portugal cargado de calzado.

A las 06.30 horas del lunes, había efectuado una parada de hora y media y desde entonces no se había detenido hasta que la Ertzaintza lo paró en el control de la madrugada del 30 de octubre.

El conductor fue sancionado con 4.600 euros de multa y obligado a efectuar la parada de descanso correspondiente antes de reanudar la marcha hacia Portugal. En Girona, los Mossos d'Esquadra han detenido a un joven en Llagostera acusado de conducir por una autovía en sentido contrario y bajo los efectos del hachís.

El detenido es Sergi C.M., de 20 años, nacionalidad española y vecino de Bordils (Girona), como presunto autor de un delito contra la seguridad del tráfico.

El arrestado circulaba el pasado miércoles en sentido contrario por la autovía C-65 y estuvo a punto de colisionar contra un vehículo de los Mossos, que pudieron esquivarlo, según estas fuentes, por lo que le detuvieron.

Sergi C.M. dio negativo en la prueba de alcoholemia, pero positivo por hachís en el drogotest, y además los agentes le decomisaron pequeñas cantidades de esta sustancia.

El detenido, que carece de antecedentes, pasó a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Girona.