París sube un 0,86 % ante la esperanza de una intervención de la Fed

La Bolsa de París ha logrado hoy subirse al carro de las ganancias en la estela de una posible intervención de la Reserva Federal de Estados Unidos para relanzar la economía del país, lo que ha permitido a su selectivo CAC-40 mejorar un 0,86 %, según analistas.

Impulsado por el buen comportamiento de los valores financieros, que han ocupado los primeros puestos del palmarés, el indicador de referencia ha acabado en 3.462,83 puntos, en tendencia ascendente desde la mañana, cuando abrió en números rojos.

La sesión ha sido tranquila, con apenas 1.500 millones de euros de movimientos, debido al cierre del parqué londinense.

A la cabeza del indicador de referencia se ha situado BNP Paribas, que ha subido un 2,11 %, seguido de Société Générale, con un 1,99 % y de Crédit Agricole con un 0,92 %.

El fabricante automovilístico Renault ha mejorado un 1,42 % antes de hacer anuncios de modelos de alta gama. Su rival Peugeot ha caído un 0,88 %.

La tecnológica STMicroelectronics ha mejorado un 0,96 % pese a que ha sido puesta bajo vigilancia por la agencia de calificación de riesgo Standard & Poor's.

Ha podido más el hecho de que su principal cliente, el fabricante de teléfonos móviles Nokia, puede beneficiarse de la condena a su rival Samsung por copiar las patentes de Apple.

El grupo de supermercados Carrefour ha ganado un 1,4 % ante la perspectiva de que suprima más de 500 puestos en Francia.

El turístico Accor ha subido un 0,32 % tras el anuncio de la venta de dos hoteles en Alemania y en Holanda.

El industrial Alstom ha mejorado un 0,61 % tras haber firmado un contrato de unos 400 millones de euros con Power Grid Corporation of India para hacer una línea de alta tensión en el país asiático.

Una de las sorpresas de la jornada ha sido la cotización de Eurodisney, que gestiona el parque de atracciones de las afueras de París y que ha subido un 32,43 % tras haber mejorado la víspera un 22 %.

En el origen de esa alza se sitúan los rumores de que la casa madre Walt Disney, que controla el 40 % del capital de su filial europea, puede comprar el resto de las acciones.