Ortega Cano sigue estable dentro de la gravedad en la UCI 'sin evidenciarse focos de sangrado activos'

El ganadero y exmatador de toros José Ortega Cano permanece estable dentro de la gravedad y conectado a ventilación mecánica en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla, centro donde fue ingresado en la noche de este sábado después de sufrir un accidente de tráfico en el que su vehículo colisionó con otro, cuyo conductor falleció.

De este modo, y según el nuevo parte médico emitido por el centro hospitalario en la mañana de este miércoles, consultado por Europa Press, el paciente 'prosigue su estado sedoanalgesiado dependiente de ventilación mecánica y con estabilidad hemodinámica, sin evidenciarse focos de sangrado activos ni otras complicaciones postquirúrgicas'.

Así, desde el Hospital Virgen Macarena se subraya que el estado clínico de José Ortega Cano 'sigue siendo estable dentro de su gravedad'. 'El centro hospitalario, en caso de que no exista cambio importante en la evolución del paciente, volverá a emitir parte medico mañana día 2 a partir de las 10,00 horas', concluye.

El accidente de tráfico tenía lugar alrededor de las 22,40 horas de este sábado, cuando el vehículo del exmatador de toros colisionó frontalmente con otro en el kilómetro 28 de la carretera A-8002 que une la capital hispalense con Castilblanco de los Arroyos, en concreto, a la altura de la urbanización La Colina. A consecuencia del impacto, falleció el conductor del otro vehículo, identificado como C.P.C., de 45 años de edad.

Como consecuencia de la colisión frontal entre los vehículos de ambos, se produjo un segundo impacto de otro automóvil con el vehículo que era propiedad de la persona que ha muerto, si bien, este conductor resultó ileso. El Grupo de Atestados de Tráfico de la Guardia Civil ha abierto una investigación al objeto de esclarecer las circunstancias del suceso, aunque por el momento las primeras hipótesis apuntan a que el exmatador de toro invadió el carril contrario provocando la colisión mortal.

En este sentido, fuentes de la investigación han informado a Europa Press de que José Ortega Cano conducía a una velocidad 'inadecuada', si bien no muy superior a la permitida en ese tramo de carretera, y en un momento dado invadió el carril contrario colisionando con el otro vehículo. Las fuentes han aclarado que, debido a la gravedad de las heridas que presentaba, no pudo ser sometido a la prueba de alcoholemia, aunque, según el testimonio de los médicos que lo atendieron, el exmatador de toros no presentaba síntomas de haber ingerido alcohol.