Opel y PSA acuerdan reparto de plataformas para el desarrollo de vehículos

Las empresas automovilísticas Opel y PSA han acordado, dentro del marco de su alianza estratégica, el reparto de las plataformas para el desarrollo conjunto de vehículos de las distintas marcas.

La revista especializada 'auto motor und sport' revela en su última edición que Opel, Citroen y Peugeot se han puesto de acuerdo para el desarrollo de cuatro arquitecturas automovilísticas comunes, para cuyo diseño el centro de desarrollo germano de Rüsselsheim cederá algunas tareas a PSA.

Así, la plataforma común para el Opel Zafira y el futuro Peugeot 3008 llevará el calificativo BVH2 y será desarrollada por la marca francesa, que también se encargará de la plataforma P2 para un 'mini-van' y los modelos Citroen C3 Picasso y Opel Meriva.

A su vez, Opel asumirá la responsabilidad del desarrollo de las plataformas 3 y 4, la primera de ellas para los pequeños utilitarios Opel Corsa, Peugeot 208 y Citroen C2.

La cuarta, bautizada como Epsilon, afecta al Opel Insignia y el Citroen C5, modelo este último que, debido a la intervención técnica alemana, ya no llevará la habitual suspensión hidroneumática característica de Citroen.

La revista destaca que todavía no hay acuerdo sobre quien se responsabilizará de la plataforma para un modelo de vehículo pequeño destinado a los mercados mundiales y que fue el origen del acuerdo de cooperación entre General Motors-Opel y PSA.

El objetivo de esa plataforma, pendiente aun de una decisión final, es el desarrollo de un automóvil de bajo coste destinado a mercados emergentes como Latinoamérica y que sería la respuesta a la marca Dacia del grupo Renault.