Opel venderá por partes la planta de Bochum (Alemania)

Las plantas europeas de Opel deberán ajustarse el cinturón, mientras que unas fábricas habrá recortes de plantilla en otras se llevarán a cabo cierres de cadenas de montaje.

Dentro del conocido plan Olympia, que hace unas semanas ha presentado el máximo responsable de Opel en Europa, la firma automovilística ha previsto la venta de una parte de la factoría de Bochum (Alemania).

El plan Olympia pretende reducir la producción en unas 350.000 unidades al año, lo que supondrá recortes en las plantillas, pero no el cierre de ninguna planta, tal y como han acordado la dirección de Opel Europa y los sindicatos de las fábricas de la marca en el Viejo Continente. El objetivo es devolver los beneficios a la marca del rayo dentro de dos años.

En la planta de Bochum trabajan 11.500 empleados y se ensamblan los modelos Astra y Zafira. Los ejes de producción son los que desea vender Opel, filial del gigante automovilístico General Motors. Esta venta supondría la pérdida del empleo para unas 750 personas. La división automotriz del grupo industrial Thyssen-Krupp está interesada en la compra de este eje, aunque por el momento se desconoce el precio de esta operación, entre otras cosas, porque aún no está confirmada.

Los sindicatos de la planta germana de Bochum aún no han aprobado el plan de recorte Olympia, de igual forma que no lo ha aprobado tampoco la planta de Figueruelas (Zaragoza)l que también prevé recortes en su plantilla a través de jubilaciones anticipadas y bajas incentivadas.