Opel se pone "agresivo"

El año 2001 se ha cebado con las arcas de Opel, pero el fabricante alemán está dispuesto a iniciar una nueva etapa. En el Salón de Ginebra y bajo la mirada de sus patronos de GM, ha anunciado que comenzarán una "agresiva" política de producto lanzando un vehículo nuevo cada seis meses.

Opel se pone "agresivo"
Opel se pone "agresivo"

En Opel siguen el refrán de "renovarse o morir" y han optado por la primera de las opciones, pero de qué manera. Según ha comunicado el presidente de la compañía, Carl Peter Forster, invertirán en Europa 10.000 millones de euros (más de 1,6 billones de pesetas). Parte de dicha cantidad, concretamente 500 millones de euros (83.193 millones de pesetas), recaerá en la planta española de Figueruelas, encargada de fabricar un nuevo monovolumen derivado del Corsa.

Otras fábricas como la de Bocchum (Alemania) y Amberes (Bélgica) se beneficiarán de esta lluvia de millones, pero, sobre todo, será Rüsselsheim, una fábrica alemana recientemente inaugurada bajo la sugerente denominación de "la más moderna del mundo".

Además, gracias a esta inversión, Opel lanzará una "agresiva" política de producto con el lanzamiento de un coche nuevo cada seis meses. No se tratarán de modelos cualquiera, sino, como han adelantado, se reducirán las carrocerías tradicionales para apostar por diseños más innovadores como el Signum o el Concept M.

Este ambicioso proyecto, bautizado por Opel como "nuevas ideas mejores coches", también será seguido por Saab, hermana del grupo GM. Peter Augustsson, el presidente de dicha marca sueca, ha anunciado que ellos presentarán un nuevo concepto o vehículo cada año.