Opel prevé nuevos despidos

El presidente de Opel, Carl-Peter Forster, ha descartado que se vaya a producir un rápido saneamiento en la compañía. Los resultados aún no son los esperados, por lo que podría haber nuevos recortes de empleos.

Carl-Peter Forster, presidente del constructor germano, ha anunciado que el 40 por ciento del plan de reestructuración Olympia ya ha sido llevado a cabo, según la entrevista concedida a la revista “Focus Money".

Sin embargo, la situación económica del fabricante sigue sin estar clara. Así, el desarrollo del ejercicio 2004 decidirá si se producen o no nuevos despidos en sus factorías.

Esta noticia contrasta con el sentimiento optimista que había cundido entre la plantilla, ya que, según Forster, muchos empleados consideraron, “erróneamente", que el programa de saneamiento había concluido. Sin embargo, lo cierto es que Opel ha registrado un retroceso en los beneficios a lo largo del tercer trimestre del año, a pesar de los resultados positivos de los primeros seis meses de 2003.Aunque estos datos no son todo lo alentadores que podía esperarse, la marca alemana prevé mejorar su cuota de mercado en Alemania. Durante los ocho primeros meses del año, este indicador ha llegado al 10,2 por ciento, frente al 9,7 por ciento obtenido en el mismo período de 2002.