Opel pone la primera piedra para la nueva fábrica de motores en Hungría

Opel ha puesto la primera piedra de una nueva fábrica de motores en Szentgotthárd (suroeste de Hungría) en la que se invertirán 500 millones de euros.

La nueva planta, que empezará a producir a finales de 2012, supondrá la creación de 800 puestos de trabajo, para una capacidad de producción de 500.000 motores al año.

La factoría se ubica en una instalación ya existente que será ampliada considerablemente para albergar un programa de fabricación que constará de una gama de pequeños motores de gasolina, otra de motores de gasolina de tamaño medio y una de motores diesel de tamaño medio.

Estas nuevas gamas de motores cumplirán la normativa Euro 6 de emisiones, incluirán la inyección directa a los motores de gasolina, asegurará una baja relación potencia/peso, tendrán un funcionamiento suave y reducirán sustancialmente el consumo de combustible y las emisiones de CO2, asegura la compañía.

La nueva planta de motores de Szentgotthárd será una de las piedras angulares de la ofensiva de producto de Opel/Vauxhall, ha dicho el presidente de GM Europa, Nick Reilly.

La fábrica será capaz de adaptarse a los cambios de planificación de la producción con la rapidez que sea necesaria debido a los picos de demanda de los clientes y por ello será mucho más flexible que las instalaciones existentes.

Los rápidos cambios de las herramientas de trabajo -un requisito previo de flexibilidad de la planta- requieren una mano de obra altamente cualificada, según Opel, por lo que el alto nivel de formación de la mano de obra húngara fue también un factor importante en el proceso de selección del lugar antes de que Opel/Vauxhall tomara la decisión de invertir en Hungría.

La nueva inversión en Szentgotthárd continúa la prolongada presencia de Opel/Vauxhall en Hungría y coincide con el vigésimo aniversario de Opel en este país.

En enero de 1991 Opel fue el primer inversor internacional del sector del automóvil y primer fabricante que produjo turismos en Hungría; en marzo de 1992, el primer Opel Astra salió de las líneas de producción conducido por el entonces primer ministro József Antall.

Entre 1991 y 2010, Opel/Vauxhall ha invertido 500 millones de euros en la instalación Szentgotthárd haciendo de ella un proveedor fundamental de motores y culatas para plantas de producción de la compañía en toda Europa.

En los últimos 20 años se fabricaron en Szentgotthárd más de 6,5 millones de motores y cinco millones de culatas. Además, la planta ha producido unos 85.000 Opel Astra.

La presencia de Opel en Hungría y su contribución a la economía del país son los factores principales por los que Opel ha sido una de las tres principales marcas de automóviles en el mercado de automóviles nuevos de Hungría durante los últimos veinte años.

En total, recuerda la empresa, hay más de 400.000 coches de la marca Opel en las carreteras húngaras, más que ninguna otra marca en el país.