Opel no despedirá a nadie de su planta británica de Luton

En Figueruelas, más de 300 trabajadores han recobrado los ánimos. General Motors ha anunciado que no habrá despidos obligatorios en la planta de Luton, una medida que pretende aplicar al resto de sus factorías europeas.

La fábrica británica que Opel tiene en Luton cerrará sus puertas en breve. Así lo han decido los directivos de GM en su propósito de sanear las cuentas de su filial europea.
El comité europeo de la empresa y la Dirección de GM han pactado que no habrá despidos en esta factoría. Luton se clausurará y sus trabajadores serán trasladados a otras plantas o podrán acogerse a planes de prejubilación.
Esta decisión ha sido acogida con satisfacción en toda Europa, ya que, desde la compañía norteamericana, se declara que la medida es aplicable al resto de las plantas de GM en todo el continente.
El fabricante estadounidense no abandona su objetivo de reducir en un 10 por ciento su plantilla europea, pero parece que, de momento, no saca las tijeras.
La remodelación de GM afecta a 300 de los 10.000 trabajadores de la fábrica aragonesa de Figueruelas (Zaragoza). Tras el acuerdo pactado para Luton, estos empleados esperan no ser obligados a abandonar la empresa.
Después de la huelga de más de 40 mil trabajadores de las fábricas europeas de Opel, el gigante norteamericano anda con más cautela en su reestructuración. Aunque los recortes parecen inevitables.
Durante el año pasado, Opel perdió más de 500 millones de euros (83.470 millones de pesetas). 2000 ha sido el segundo año consecutivo que la compañía cosecha números rojos.